Una exposición de lujo

Una exposición de lujo

Me dedico a la automoción y debíamos hacer la exposición de un modelo nuevo de Subaru en Sevilla. Buscábamos un sitio con encanto para presentar los nuevos vehículos y nos hablaron de la Hacienda Mesa del Rey, donde algunos compañeros de trabajo habían acudido a diversas exposiciones. Nos pusimos en contacto con ellos para contactar una reunión y ver las posibilidades del local.

El sitio desde luego que era todo arte y magia, justo lo que estábamos buscando. Contaba con dos amplios jardines, saló y unas zonas exteriores para recepción, algo que usaríamos para promocionar la marca. Fácil para aparcar ya que tiene aparcamientos propios. Contaban con la opción de servicio integral, donde nosotros lo alquilamos por un día y con catering que ellos ponían a nuestra disposición.

Una de las razones que ayudó a que nos convenciera a celebrar aquí es que está a 15 minutos solo de Sevilla y conectado por autovía, lo que facilitaba mucho el acceso de los asistentes, quería evitar los típicos sitios escondidos o con malos accesos.

Las presentaciones son de gran utilidad

El acto fue todo un éxito y además de presentar el modelo, pudimos cerrar varias compras, lo cual siempre es bueno, tanto para la marca como para el concesionario. Además, en este tipo de actos se suelen hacer valiosos contactos empresariales que nunca están de más, sobre todo en estos tiempos donde la competencia es brutal y se lucha en todo momento.

Nuestra marca tiene sobre todo vehículos con tracción a las cuatro ruedas, algo que facilita sobre todo las labores en el campo y esto es de gran utilidad, tanto para las fincas que tanto abundan en esta región de España como para viajar o hacer rutas turísticas.

Quedamos bastante contentos y ya quedamos con los dueños que la gestionan para el año que viene donde seguro que presentaremos otro vehículo que coincidirá además con los 5 años del concesionario. Da gusto poder encontrar sitios como estos para este tipo de actos. Mi mujer que asistió al acto me comentó de celebrar la comunión de la niña allí y la verdad que no está nada mal para una celebración así.

Si tenéis que realizar un acto o presentación os recomiendo que miréis muy bien los sitios de celebración, ya que hay una fuerte competencia entre y siempre es mejor tener planteado con antelación y reservado un lugar como este.

Al final, intentar hacerlo todo deprisa y corriendo no hace más que provocar prisas que dan como resultado que a veces el acto puede dejar mucho que desear, como un acto al que acudí cuando estaba en la sucursal de Madrid y el lugar donde lo hicimos en el Corredor del Henares no reunía las condiciones necesarias para un acto como el que quisimos hacer, al final no nos quedó otra que hacerlo, pero a costa de murmullos y quejas de un sitio que era demasiado pequeño para lo que queríamos hacer y que desde algunos puntos era casi imposible ver el acto.  Planear donde y como se va a realizar es fundamental, no hacerlo puede romper un acto con las consecuencias que eso conlleva.