Que lo digan en Internet no lo vuelve veraz ni saludable

Que lo digan en Internet no lo vuelve veraz ni saludable

Hoy en día acceder a un tutorial de maquillaje es lo más sencillo que podemos hacer. Tanto a través de cuentas profesionales de Instagram como de vídeos amateur en YouTube, por ejemplo, podemos ver cómo miles de aficionadas y expertas al mundo del maquillaje nos enseñan algunos trucos para lucir perfectas durante todo el día. Tal vez el mayor problema de esta moda es llegar a los extremos pues, al ser tan fácil el acceso a todos estos vídeos, también es fácil conseguir que algo sea tendencia, como el contouring, que llegó a ser tan exagerado que hasta las jóvenes se maquillaban piernas, brazos y clavícula buscando la imagen perfecta.

En estos vídeos podemos encontrar tanto a chicas y chicos aficionados al maquillaje que hacen verdaderas maravillas, como a amateurs que hacen trastadas de vez en cuando y nos permiten echarnos unas risas. Ahora bien, ¿qué tipo de peligros podemos encontrarnos si hacemos caso a todo lo que nos dicen?

El estudio de maquillaje profesional All Make-Up alerta ante la posibilidad de estropear nuestra piel o causarnos graves daños si nos ponemos productos que no son los adecuados. Debemos tener en cuenta que cuando un profesional te ofrece algún que otro truco de maquillaje, lo hace teniendo en cuenta muchísimas cosas que van desde tu tipo de piel hasta la certera seguridad de que el consejo es totalmente inocuo para ti. Sin embargo, cuando un aficionado da un consejo, lo hace desde el desconocimiento y seguir sus recomendaciones puede hacernos caer en errores como usar productos inadecuados para nuestro tipo de piel o probar ciertos trucos que no son tan buenos como nos cuentan.

El ejemplo más claro es el consejo que fue viral, y sigue siéndolo en cierta medida, que se popularizó cuando la tendencia de conseguir los dientes más blancos posibles se hizo más flagrante. Se trata de cepillarnos los dientes con una pasta casera fabricada con bicarbonato de socio y limón. ¿Funciona? Sí, la realidad es que sí funciona, aunque no es milagroso por supuesto, pero a coste de qué. La mezcla del bicarbonato de sodio y el limón, uno de los frutos más ácidos, crea una especie de exfoliante dental que, a la larga, es corrosiva pues arrasa con todo lo que pilla por en medio, incluido tu esmalte, que es la protección de tu diente contra agentes externos abrasivos.

Malos consejos que debes evitar

Hay cientos, miles de malos consejos de belleza en Internet, pero como no podemos nombrarlos todos, vamos a desmontar los más viralizados.

  • Remedios caseros para las espinillas: hay quienes aconsejan cubrirlos con ciertas masas caseras pensando que así los disimulan o los hacen aparecer. También hay quienes revientan esas espinillas, a veces incluso con las manos sucias, y otros las cubran de maquillaje intentando disimilarlas. La realidad es que todo eso es erróneo, lo mejor que puedes hacer con una espinilla es dejar que siga su curso o, como mucho, usar una crema específica que tu dermatólogo te haya recomendado o que, como mínimo, esté diseñada para esa función.
  • Puedes eliminar tu vello facial con cuchilla: hemos de dejar claro que afeitar tu vello facial no provocará que te salga más, pero sí provocará que te nazca mucho antes que depilándolo o eliminándolo desde la raíz con cera, por eso es mejor evitar seguir estos consejos que desmontan los “consejos de la abuela” diciéndote que no hay problema por usar cuchilla.
  • No hidrates la piel grasa: si bien es verdad que sobrehidratar una piel con tendencia grasa puede propiciar la aparición de más grasa y espinillas, la realidad es que dejar de aplicar crema sobre ella puede acarrear problemas mayores. Lo ideal es usar una crema nutritiva no hidratante especial para pieles grasas.
  • Aplica cerveza en tu cuero cabelludo para aportarle vitaminas: supuestamente la cerveza hidrata, nutre y aclara el cabello pero pensemos un poco objetivamente ¿la cerveza que usamos es totalmente natural? No. La cerveza que compramos en cualquier superficie, y sea de la marca que sea, está llena de químicos e ingredientes que favorecen su conservación. No es solo cebada y agua como algunos pretenden hacer creer. Pues bien, todos esos “extra” que tiene la cerveza pueden perjudicar tu cuero cabelludo irritándolo y estropeando también tu melena.
  • Usa barra de labios en las mejillas a modo de colorete: si tu piel está ya curada de espanto puede que no tengas problema pero la realidad es que los labiales no están hechos para ser usados en las mejillas por lo que, tampoco sería de extrañar, que irritaras tu piel usándolos y acabaras con granitos o eczemas.

Hoy en día, del mismo modo en el que la información está al alcance de la mano de todos, la mala información también lo está, y es vital saber de qué podemos fiarnos y de quien.