Prueba la ruta del vino de Alicante

Prueba la ruta del vino de Alicante

Si te gusta el vino, en Alicante tienes un gran lugar para hacer rutas enoturísticas y combinarlas también con unos días de descanso y playa en una de las zonas de España con un clima más suave y agradable para todos los miembros de la familia. Ahí te toparás con vinos de gran calidad, como los de las bodegas Bocopa, constituidas en el año 1987 cuando un grupo de bodegas cooperativas de Alicante se unieron para mejorar la comercialización de sus producciones. Entonces se decidió aparcar la venta de graneles y orientarse más al vino embotellado con el fin de dar salida a la mayor parte posible de la producción de las bodegas de vino en Alicante. Una decisión que resultaría fundamental para el futuro de la empresa.

Además, logrado el reconocimiento de los vinos de Bocopa a nivel provincial, nacional e incluso internacional, el siguiente paso fue la puesta en marcha de un departamento técnico para mejorar la salud y calidad de los viñedos y la uva. La Agrupación de Tratamientos Integrados (ATRIA) regula la mecanización, cepas, abonos, medios fitosanitarios, control de las hojas y prevención de plagas. Y es que Bocopa ha sido una empresa pionera en muchos campos de la enología y la viticultura. No en vano la empresa ha desarrollado desde 1996 una importante labor de investigación en la transformación de las viñas, el cultivo y la elaboración de vinos ecológicos. Ser los primeros en emprender este camino ha tenido sus frutos: Bodegas Bocopa es desde entonces y hasta la fecha uno de los líderes mundiales en el mercado de los vinos denominados bio.

Pero vamos, como os decía al principio, a hablar de la ruta del vino de Alicante, una propuesta enoturística alternativa y diferenciadora en la provincia. El objetivo de esta ruta es impulsar y promocionar el turismo de las comarcas del interior alicantino con gran tradición vitivinícola, mostrando el conjunto de monumentos que atesoran estos municipios y la gastronomía típica que ofrece excelentes platos propios y productos autóctonos. El vino representa en esta cultura y en la tradición provincial un gran sello de identidad y un elemento económico de singular importancia, diferenciador de otras comunidades. En Alicante buscan que el enoturista se sumerja en un fascinante viaje que une las comarcas del Vinalopó al sur y la Marina Alta y Baja al norte, ambas diferentes pero unidas por un mismo símbolo, la vid. En cada uno de los municipios disfrutará de sus gentes, monumentos, costumbres, artesanía y productos agroalimentarios autóctonos de reconocido prestigio.

Además, la ruta enológica da a conocer los vinos de Alicante, de excelente calidad, y ayuda a potenciar un turismo alternativo al sol y la playa, sobre todo, a los visitantes de la Costa Blanca. Tanto los vinos de la provincia de Alicante como su gastronomía no te dejarán indiferente.

Gracias a todas las variedades con las que cuenta, la provincia de Alicante puede ofrecer un amplio abanico de vinos que maridan perfectamente con la gastronomía más tradicional y auténtica que se pueda encontrar. Alicante ofrece vinos que no pasan desapercibidos y todos hablan de su origen. Hay un vino alicantino para cada tipo de consumidor, y eso es una ventaja cultural. Son tierras de clima mediterráneo, donde se cultiva esencialmente cepa Monastrell, la variedad autóctona más personal. Con estas cepas, se obtienen unos vinos tintos robustos, secos que con el paso del tiempo adquieren un intenso color rubí teja, con una graduación comprendida entre los 12 y los 16 grados y desarrollan un característico buqué y un tacto suave al paladar. Pero sin lugar a dudas, el que más personalidad otorga a esta Denominación de Origen es el Fondillón, tradicional y exclusivo de la zona. Se trata de un vino de licor viejo, de gran intensidad aromática, y de un color ámbar muy característico, que requiere un lento y cuidado trabajo.

Dónde se encuentra esta ruta del vino de Alicante

La Ruta del Vino de Alicante se extiende por la zona vitivinícola de la D. O. Alicante. En el norte se encuentran los municipios de la Marina Alta desde la costa al interior: Alcalalí, Benichembla, Benissa, Castell de Castells, Jalón, Llíber, Murla, Parcent y Sénija. También está presente la Marina Baja con el municipio de Alfàs del Pi. Y al sur, en las comarcas del Vinalopó, se sitúan Algueña, Elche, Monóvar, Novelda, Petrer, Pinoso, Salinas y Villena.

Se puede llegar por carretera. Esta se encuentra al sur de la provincia de Valencia y al noreste de la Región de Murcia y al sureste de la provincia manchega de Albacete. Para llegar a las localidades de la ruta, la provincia cuenta con excelentes infraestructuras de comunicación como son la Autovía A-3 (Madrid-Alicante), carreteras nacionales y comarcales, además de una extensa red viaria de carreteras locales. Todo aquel que se acerque a descubrir la provincia enoturísticamente podrá disponer de líneas regulares de autobuses y servicio de taxi en todo el territorio.

Asimismo, es posible acudir también a Alicante en tren. Recientemente la provincia cuenta con un nuevo servicio de transporte como es el acceso ferroviario desde la capital española con trenes de alta velocidad que llegan hasta la ciudad de Villena y Alicante. Y para los que quieran ir en avión, por aire, la provincia cuenta con un nuevo y moderno aeropuerto, El Altet..