Ortodoncia a los 40 años

Supongo que serán frases de madre pero cuantas veces hemos escuchado eso de “¿con 40 años te vas a poner aparato?”. Pues sí, me lo voy a poner porque lo necesito, porque me vendrá bien y porque me da la gana. Esa es la respuesta que yo recomiendo. Y es que hay que empezar a quitarse esa leyenda urbana de que una ortodoncia se pone por gusto. Se pone porque se necesita y porque es un avance.

Y es que el poder usar brackets se ha convertido en una oportunidad para solucionar más de un problema de salud dental. Y ya no es porque lo lleven famosos como la princesa Letizia, Emma Watson o Tom Cruise, lo llevo porque simplemente lo necesito para mejorar mí día a día. Y es que aún mucha gente se piensa que una ortodoncia se debe a causas estéticas, e decir para solucionar apiñamiento de dientes, piezas dentales montadas unas sobre otras, los dientes torcidos, etc., pero eso no es así.

En mi caso era por un tema de salud. Y es que en mi caso, cuando los dientes no están bien alienados y colocados, la parte superior de la boca encaja mal con la inferior, con la mandíbula, y esto me acarrea muchos problemas que, aparentemente, no tienen nada que ver con la salud dental, como por ejemplo dolores de problemas de espalda, de cervicales, de estómago. Nunca pensé que todos estos trastornos podrían venir de mis problemas dentales.

Así pues, decidí acudir a estas clínicas dentales en Las Palmas para que pusieran fin a mis problemas. Y es que muchas veces, cuando sufrimos dolores, las achacamos a desórdenes neurológicos o hereditarios, cuando al final la raíz del problema es un mal funcionamiento de la dentadura durante muchos años atrás.

shutterstock_417290032reducida

¿Es efectivo?

Muchos listillos dicen que a estas edades el tratamiento ya no es efectivo. Pero eso no es así. Lo dicen porque un adulto ya ha terminado su crecimiento, sus dientes llevan años sin movimiento y el proceso puede resultar más molesto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no sólo movemos el diente sino toda la estructura a su alrededor, y el desplazamiento del hueso es lo más importante y costoso. Cuanto antes movamos el diente, al estar el hueso más inmaduro, será mucho mejor porque podemos hacerlo más rápido y con menos limitaciones.

Hoy en día, existen técnicas muy avanzadas. Combinando tratamientos de implantes y ortodoncia se adelanta tiempo y se obtienen buenos resultados en casos graves.

La verdad es que recomiendo a todos los adultos que se lo pongan. Lo único que sucede es que el tiempo en nuestras edades es mayor. Por supuesto, siempre que haya algún problema, ya sea estético o de funcionamiento, lo mejor es consultar con un especialista como hice yo en mi caso, para que estudie el problema en cuestión. Y aunque en casos muy severos habría que optar por una ortodoncia convencional, normalmente el mejor tratamiento suele ser los brackets, como fue en mi caso.