Me mudo

picture-frame-697208_640

Mi madre me ha echado de casa. A ver, que dicho así suena muy mal pero tiene una lógica. Tengo 33 años y por fin he encontrado un trabajo decente en el que pagan bien y claro, aunque mis padres estén encantados pues yo quiero mi libertad y tras una discusión familiar me contestaron que si no me gustaba lo que había allí que me fuera a un piso de alquiler así que… aquí estoy, buscando. Y he encontrado un apartamento chulísimo que me lo alquilan muy barato pero necesito muebles, está vacío, así que me han recomendado esta tienda de muebles en Almería para buscar todo lo que necesito.

Ya me he acercado y la verdad es que tienen muy buenos precios muebles de todas las gamas. Yo busco algo decente, tampoco quiero un mueble cutre que se me desmonte a los dos días, pero sin pasarnos porque no sé cuánto tiempo me voy quedar allí ni si podré llevarme los muebles luego.

El catálogo de Muebles Pepín es muy amplio la verdad. Para el salón me ha gustado mucho la mesa y las sillas blancas que tienen como referencia 003, me parecen una pasada. Como dormitorio me he decantado más por uno en negro (por llevar la contraria será, o por el contraste). Es muy elegante y el cabecero negro da un toque originalidad a la estancia. Para el recibidor algo pequeño porque tampoco es que sea muy grande la verdad y también he visto un par de sofás de buena calidad a los que les he echado el ojo porque tienen un precio muy bueno.

Sólo tengo problema: soy pésima decorando. Tengo el gusto en la planta del pie (digo esto por no nombrar otra parte de mi cuerpo menos decorosa) y lo reconozco. He estado viendo algunas webs sobre decoración en Internet y me ha gustado mucho la idea que dan en Facilísimo sobre decorar con fotografías. Lo malo va a ser encontrar las fotografías que poner pero bueno… será cuestión de dedicarle tiempo y buscar porque lo que no voy a hacer es, como dice el artículo, poner fotografías de un fotógrafo famoso en mi salón porque al fin y la cabo estaré mirando a alguien que no conozco de nada que es quien le ha servido como modelo a dicho fotógrafo y eso no me mola.

Por un lado está la idea de llenar toda una pared con fotos, pero en mi opinión queda demasiado recargado y a mí me gustan más las cosas sencillas, simples. Lo que sí que me ha gustado es la idea de colocar fotos dentro de botellas y jarrones transparentes y colocarlos en diferentes sitios de la casa. Dan un toque muy vintage a la estancia y eso me gusta. Algo muy chulo también es coger un grupo de imágenes, ponerlas en blanco y negro, y decorar una pared con ellas. Peor no muchas, ¿eh? Con cuatro o cinco me valen.

Lo de rodear la televisión con fotos tampoco me mola, queda demasiado lleno. Pero bueno, para gustos los colores. Al menos ya sé que hay algo que me gusta y que puedo utilizar ¿no?

Deja un comentario