Los dentistas considerados como los profesionales que ofrecen los servicios más necesarios

Los dentistas considerados como los profesionales que ofrecen los servicios más necesarios

Acudir al dentista es mucho más que una necesidad para los españoles y también para cualquier persona de este mundo. La salud dental es una cuestión que nos afecta a todos y todas, que, con independencia de nuestro sexo, cultura o alimentación, tenemos que tener cuidada en todo momento nuestra boca, uno de los órganos que más importancia tiene a la hora de tener una vida plena y feliz. Y es que una boca sana aumenta las posibilidades que tenemos de disfrutar de todos y cada uno de nuestros momentos de vida.

Lo que venimos comentando no ha sido siempre algo que los españoles hayamos asumido como propio. Es evidente que hay y que habrá muchas personas que no le otorgarán importancia alguna a acudir a su dentista y que sufrirán las consecuencias, más tarde o más temprano, de no haber hecho lo que debieran con la salud de su boca. Es entonces cuando se darán cuenta de la importancia del cuidado de la boca y los dientes, un servicio al que todos y todas podemos tener acceso y que no es tan doloroso (física y económicamente hablando).

La frecuencia con la que los españoles vamos al dentista y nos beneficiamos de la enorme cantidad de ventajas que tiene este servicio va variando con el paso del tiempo. Un artículo publicado en septiembre de 2016 afirmaba que, mientras que el año anterior había dejado en un 17’9% el número de gente que había acudido en dos o más ocasiones al dentista, en ese momento era más de un 22% los españoles que decidieron acudir a una consulta, una acción que puede diferenciar una momento de felicidad pleno de otro en el que el sufrimiento físico nos impide ser todo lo felices que nos gustaría.

El portal web Infosalus informó de otro dato que es de especial interés para el sector dental español: que en 2018 fueron más de un 80% de personas las que acudieron al dentista al menos por una vez. Aunque acudir al dentista una vez al año solo es un dato que debe ser concebido como algo mínimo (lo fundamental deberían ser dos visitas anuales), la verdad es que alcanzar ese 80% es algo que debe ser concebido como un cierto éxito. Progresar debe ser una obligación, no una opción.

Un servicio que siempre ha de ser tenido en cuenta

Que el dentista puede jugar una importancia muy grande en el desarrollo de nuestra vida es algo que todos y todas sabemos. Hay muchas personas, más de las que podemos llegar a pensar, para las cuales acudir al dentista puede jugar una importancia tremenda a causa de los muchos problemas que se pueden devenir de cualquier anomalía en nuestra boca y para las cuales el del dentista es el primer servicio que desean adquirir. Es eso lo que precisamente hemos estado debatiendo con los profesionales de la Clínica Dental Collado Villalba.

Desde esta clínica nos han comentado que el factor fundamental para conseguir un cuidado perfecto de nuestra boca reside en el tiempo. En concreto, en el tiempo que pasa desde que identificamos un problema en nuestra boca hasta que acudimos al dentista. Cuanto mayor sea este periodo, menos serán las opciones de que consigamos solventar el problema con las mejores intervenciones y el menor coste posible. Si decidimos esperar… la espera nos saldrá cara en lo que a los dolores físicos se refiere.

Darnos cuenta a priori de todas estas cuestiones y no a posteriori es elemental para tratar de reducir el número de problemas en nuestra boca. Y ocurre lo mismo con un montón de cuestiones en nuestra vida. Para conseguir un servicio que realmente haga que dejemos de sufrir una determinada molestia o que nos solucione un problema, es necesario que también pongamos de nuestra parte en notificar y solicitar ayuda para cada cuestión a tiempo. Los milagros no existen.

Vivimos en un momento en el que prestar un servicio íntegro para los clientes es fundamental. La gran cantidad de competencia que existe en todos y cada uno de los sectores de actividad hace que las empresas estén obligadas de una manera extraordinaria a hacer bien las cosas y proveer del mejor servicio a la gente so pena de caer en el olvido. Debemos ser listos y listas y aprovecharnos de esa tesitura. Una de las maneras de hacerlo es no esperar a tener un problema de gran envergadura para pedir ayuda. Siempre habrá alguien que esté dispuesto a proporcionárnosla.