¿Ejercicios de alta intensidad o de intensidad media?

¿Ejercicios de alta intensidad o de intensidad media?

Si antes la moda era practicar running durante una media de 45 minutos día sí y día no, con una intensidad media, ahora parece que la moda pasa por hacer ejercicio de alta intensidad durante mucho menos tiempo. El Hit, o el CrossFit son dos deportes que se basan, precisamente, en esto, y como en todo hay defensores y detractores por todo el mundo. Supuestamente son ejercicios fantásticos tanto para perder peso como para ganar fondo físico y estar en forma, pero ¿qué diferencias tienen? ¿y qué ventajas presentan?

 

El ejercicio de intensidad media que se practicaba, y se sigue practicando, diariamente de forma masiva, es un ejercicio que está muy bien para todos aquellos que empiecen a practicar deporte pues no podemos pasar del 0 al 100 en un solo día, ni en dos. El problema es que este tipo de ejercicio tiende a desgastar notablemente las articulaciones. El running, por poner el mismo ejemplo que al inicio de este artículo, es un deporte que carga muchísimo las articulaciones de todo el cuerpo, principalmente las rodillas y los tobillos pues son las que aguantan todo el peso y tienen mayor movilidad durante esta práctica deportiva, pero tampoco podemos perder de vista que el impacto contra el suelo de nuestros pies al correr repercute directamente en esas articulaciones, pero también en nuestra espalda, que se puede resentir.

Del mismo modo, los ejercicios de alta intensidad tienen sus desventajas, la principal es que una persona que no se haya iniciado ya en el mundo de la rutina deportiva debería empezar poco a poco y no dando el 100% de sí mismo en una primera sesión pues las lesiones pueden ser muchas, desde roturas fibrilares hasta un problema de corazón por culpa de un sobreesfuerzo.

En otras palabras, no hay una ejercicio perfecto para todo el mundo de forma generalizada, pero sí puede que haya un ejercicio que beneficie notablemente a alguien en base a su estado físico y tus necesidades, o lo que es lo mismo, que cada uno debería seleccionar el tipo de ejercicio que su cuerpo necesita.

Alta Intensidad

El HIIT, o High Intensity Interval Training, consiste en combinar cortos intervalos de ejercicios a máxima intensidad con periodos de descanso o ejercicios de baja intensidad. Este tipo de intervalos se ha de practicar por unos 15 minutos de media, día sí y día no, y los resultados son bastante satisfactorios en lo que a pérdida de peso se refiere, y el aumento de fondo físico.

Estos intervalos deben ser rítmicos y cortos. Por ejemplo, el método Tabata habla de entre dos y cuatro series de trabajo durante 20 segundos y descansos de 10. ¿Cómo? Pues corriendo, en una bicicleta, haciendo ejercicios en comba o similares. Este entrenamiento debe repetirse entre dos y cuatro veces por semana, pero no debemos olvidar un calentamiento previo y un estiramiento en condiciones para evitar lesiones musculares.

El CrossFit se basa también en ejercicios de alta intensidad, pero su objetivo es trabajar todos los grupos musculares a través de actividades de peso corporal y pesas, no mediante el ejercicio aeróbico como el método Tábata. Por eso, para practicar CrossFit, los expertos aconsejan que el iniciado tenga ya una buena base física para no empezar de 0. Los profesionales de CrossFit Lucentum recomiendan que quienes quieran empezar con ejercicios de alta intensidad sean ya personas que practiquen algo deporte de forma periódica y tengan un buen estado físico, aunque aseguran que el CrossFit puede ser un deporte para todos los públicos, siempre que se practique bajo supervisión y habiendo analizado cada caso en particular.

Diferencias básicas

  • El HIIT se refiere a un trabajo cardiovascular, ejercicios aeróbicos. El CrossFit se basa en un trabajo de peso y ejercicios de fuerza y resistencia.
  • El CrossFit tiene más variedad de ejercicios, y usa más materiales que el HIIT.
  • En HIIT las sesiones están preparadas para que se encadenen intervalos de alta intensidad y descansos similares, en CrossfFit se lleva al cuerpo al extremo con ejercicios de alta intensidad y cuando ya no puede aguantar más se descansa.
  • Practicando CorssFit se es más propenso a sufrir alguna lesión, practicando HIIT también se pueden producir lesiones pero el porcentaje de posibilidades es mucho menos.

Si quieres empezar a practicar ejercicio de alta intensidad y no sabes qué entrenamiento elegir, lo primero que debes hacer es contactar con un profesional que pueda guiarte en los pasos previos como mínimo. A posteriori, si quieres practicar el ejercicio en casa, debes pensar que con el HIIT no tendrás problemas, pero con el CrossFit vas a necesitar materiales por lo que, a priori, parece más complicado practicarlo fuera del gimnasio.