Cultura y aventura

¿Quién dijo que no se podía hacer un viaje cultural y de aventura al mismo tiempo? No sé por qué se tiene la extraña creencia de que si hacemos un viaje cultural para visitar nuevas ciudades, ver monumentos y conocer rincones nuevos no se puede también pensar en campo, deportes de aventura y respirar aire puro. Es como si alguien hubiera decidido que eso es contraproducente y hubiera hecho pensar así al resto del planeta o, por lo menos, al resto de españoles. La realidad es muy diferente, y vengo a demostrarlo.

Cuenca

¿Habéis estado en Cuenca? Yo solo un par de veces y en ambas ocasiones tuve la oportunidad de vivir lo mejor de los dos tipos de turismo, el cultural y el de aventura. ¿Cómo? Pues sencillamente organizando bien el viaje y teniendo bien claro lo que queremos hacer y lo que esperamos de esa ciudad.

Alojarte en un hotel en pleno centro de Cuenca es maravilloso para tener todo a mano y disfrutar de los rincones de la ciudad pero ¿por qué no alojarte un poco más alejado y ahorrarte un dinerillo al tiempo que te das la oportunidad de hacer cosas diferentes?

Nosotros nos alojamos en un camping que no estaba a más de 15 minutos del centro de la ciudad, pero lo suficientemente a las afueras como para poder sentirte cómodo en la naturaleza. Alquilamos una casita de madera, un bungalow como los llaman este tipo de campings, y decidimos estar 6 noches y 7 días.

Quien haya estado en cuenta sabrá que con un día sobra para ver lo más importante de la ciudad pero yo, personalmente, recomiendo dos, para ir con calma y visitar alguna que otra cosa que puede que no sea tan turística pero sí igual de interesante. Vimos las casas colgantes, los puentes, el centro histórico, la catedral y, por supuesto, la ciudad encantada y el parque arqueológico de Segóbriga. Eso nos ocupó dos días, y nos quedaban 4 más aparte del tiempo perdido en la ida y le vuelta que eso, por desgracia, no nos lo quita nadie.

Pues bien, en los cuatro días restantes hicimos tiro con arco, tirolina, piraguas, descenso de cañones e incluso una ruta a Caballo. Todo eso gracias a estar alojados en un entorno rural cerca de donde se realizan este tipo de actividades y, además, con la ventaja de poder disfrutar de ciertos lujos como la piscina del camping o la zona de barbacoas.

Úbeda y Baeza

Estas dos localidades con patrimonio de la humanidad gracias a lo bien conservadas que están. Pasar un día en sus calles es como viajar al medievo pues cada callejuela, cada rincón, parece sacado de un libro de historia. Si lo que se busca es un viaje cultural, visitando estas dos ciudades que se encuentran pegadas, estáis cumpliendo el objetivo de vuestro viaje. De eso no cabe duda. Podréis ver la catedral, palacios, plazas medievales, museos, ruinas arqueológicas, la sinagoga del agua y mucho más.

De hecho, hay tanto que ver en tan poco espacio que es muy interesante hablar con Visita Úbeda y Baeza para que nos organicen un poco la visita. Totalmente recomendables.

Pero de nuevo, si decidís alquilar un alojamiento rural o una estancia en un camping cercano, podréis disfrutar de aventuras como descensos de ríos, paseos a caballo, senderismo o karts y conseguir así un viaje totalmente complementario.

Extremadura

No poséis visitar esta comunidad autónoma y no pasar por Mérida. Tanto su Teatro Romano como las ruinas que lo rodean son toda una joya histórica a la altura del Panteón de Agripa por ejemplo. Puede que la majestuosidad no sea la misma, pero sí la historia que tiene cada sillar, y merece la pena esa visita. Pero también podéis ver el centro histórico de Cáceres, magnífico, visitar el pueblo de Trujillo con su gran muralla o Plasencia, toda una maravilla medieval.

Y después de esas visitas, después de conocer la cultura extremeña, ¿por qué no conocer también sus parajes naturales y los deportes de aventura que podemos practicar? La conocida agencia Naturacción nos propone actividades acuáticas como camas elásticas, Blob Jump (que no sabía ni lo que era hasta que lo he visto y parece muy divertido), travesías en kayaks y mucho más.

Cazorla

Esta ciudad es naturaleza, es vida, es aire puro y es aventura, pero también puede ser cultura. Normalmente, en esa ciudad se suele vivir todo al contrario pues lo que predomina son las estancias en la naturaleza y el turismo rural. De hecho, en Ecoactiva Turismo nos dijeron que los turistas les llaman para contratar actividades de aventura en la sierra y son ellos los que tienen que proponerles también que visiten otro tipo de lugares.

A nivel de aventura podemos practicar barranquismo, rutas en 4×4, piragüismo, paintball, espelología y mucho más. Pero también podemos visitar el castillo de la Iruela o el de Yedra, la Bóveda del río Cerezuelo, las ruinas de la Iglesia de Santa María, el muero de las artes y costumbres populares y, por supuesto, hacerte una escapada a Úbeda y Baeza que se encuentran a un tiro de piedra.

En el extranjero

Y os podría decir miles de ciudades más. De hecho, personalmente soy de las que piensa que todas y cada una de las ciudades españolas, o localidades, esconden encantos maravillosos y, si tienes vehículo y te alejas de las grandes urbes para alojarte, lo más posible es que encuentres miles de aventuras deportivas para practicar durante tu viaje. Eso sí, España no es el único lugar donde puedes practicar estas actividades. Estos son algunos destinos magníficos fuera de nuestras fronteras:

  • Wanaka: una localidad de Nueva Zelanda donde se pueden practicar actividades increíbles rodeador de naturaleza.
  • El Chaltén: se trata de un puerto fronterizo ubicado en el Parque Nacional de los Glaciares, en Argentina, y es una auténtica maravilla para la vista.
  • León: pero no el nuestro, sino el de Nicaragua. Una ciudad colonial helada en el tiempo con acceso a aventuras volcánicas.
  • Pokhara: una ciudad considerada la capital de Nepal si hablamos de deporte extremo.
  • Chamonix: la ciudad del esquí francesa por antonomasia.
  • La Fortuna: un refugio ubicado en Costa Rica donde cada rincón es mágico.

¿Y tú, que destino nos propones?

Mas articulos

¿Cómo ha evolucionado la forma de almacenar el vino a lo largo de la historia?

El almacenamiento del vino ha sido fundamental por diversas razones a lo largo de la historia. En primer lugar, la conservación del vino ha sido un factor primordial, ya que, al permitir que el vino madure con el tiempo, se desarrollan sabores más complejos y se mejora su calidad, convirtiendo simples mostos en el preciado elixir que conocemos hoy en día. Además, el almacenamiento facilitaba el comercio del vino. Con el crecimiento de las civilizaciones y la expansión de las redes comerciales, las bodegas se volvieron esenciales para almacenar grandes cantidades de vino antes de su distribución a mercados locales e internacionales.

Como rehabilitar un edificio

La rehabilitación de edificios es una tarea crucial en la preservación del patrimonio arquitectónico y

La protección UPF50+ en la ropa

La exposición al sol puede ser beneficiosa para nuestra salud, pero también conlleva riesgos, especialmente

¿Qué son los amenities? ¿Cómo mejorar la experiencia de los clientes?

Los "amenities" son productos y servicios adicionales ofrecidos por hoteles, resorts, spas y otros establecimientos

Implantes de carga inmediata para mejorar la belleza bucal

Los implantes de carga inmediata son una innovación en el mundo de la odontología. Han

¿Qué es la Denominación de Origen Protegida (DOP)?

La Denominación de Origen Protegidas (DOP) es “un sello de autenticidad que garantiza que un

Articulos mas comentados

Articulos relacionados

Anímate para animarlos

La pandemia está dejando todo prácticamente por los suelos. Pocos son los que han tenido un buen año, al nivel que sea, este pasado 2020, y menos aun los que en estas pocas semanas de 2021 se han sentido bien. Y es que muchos de nosotros cogimos el primer confinamiento con algo de ánimo. Veíamos los números de infectados y muertos y salíamos a aplaudir a las 20:00 a todos los sanitarios, policías, bomberos, limpiadores y cajeros de supermercado con toda nuestra fuerza para decirles que estábamos en casa, pero que les estábamos apoyando. Ahora ya no nos queda fuerza ni para la primera palmada.

Educación sexual y respeto desde la infancia

Estoy hasta las narices de que la sociedad siga culpando a la mujer por todo lo que pueda pasarle y me parece increíble que con todo lo que ha pasado, y seguirá pasando, aún sigan existiendo especímenes masculinos y femeninos que prefieran culpas a la víctima antes que al verdugo en según qué casos. Es obvio que esas personas siguen existiendo hoy en día, solo hay que leer algunos comentarios en Internet o ver la resolución de algunos juicios para darte cuenta, pero comprobarlo en primera persona y ver que quien habla no es más que un chaval da mucho miedo.

Sonrisa estética y sana

Por alguna extraña razón que no llego a comprender, el confinamiento que hemos vivido en España, así como en otras muchísimas partes del mundo, por culpa de la aparición del Covid19 que se convirtió en la Pandemia del siglo XXI, los casos de caries e inflamación de encías han aumentado considerablemente. Y es que según algunos expertos, ese confinamiento rompió las rutinas de muchos de nosotros y eso provocó que una gran parte de la población “olvidase” seguir con su higiene bucodental diaria. En otras palabras, que pasaron de lavarse los dientes tres veces al día a hacerlo una, o incluso ninguna.

Cultura y aventura

¿Quién dijo que no se podía hacer un viaje cultural y de aventura al mismo tiempo? No sé por qué se tiene la extraña creencia de que si hacemos un viaje cultural para visitar nuevas ciudades, ver monumentos y conocer rincones nuevos no se puede también pensar en campo, deportes de aventura y respirar aire puro. Es como si alguien hubiera decidido que eso es contraproducente y hubiera hecho pensar así al resto del planeta o, por lo menos, al resto de españoles. La realidad es muy diferente, y vengo a demostrarlo.