Arreglemos las cosas antes de tirarlas

_DSC6203

Adoro Internet y todo lo que tiene que ver con él, las redes sociales, los buscadores, todo me parece un entramado inentendible de magia tecnológica que une estrellitas en un universo infinito hasta crear lo que todos nosotros podemos ver desde casa, pero la realidad es que yo de informática no tengo ni idea, y mucho menos de aparatos tecnológicos. Así que uno de mis deseos de este verano fue hacerme con un buen servicio técnico Alicante que trabajara con muchas marcas con el fin de poder recurrir a ellos siempre que fuera necesario. Porque yo personalmente estoy harta de tener que comprarme un móvil nuevo cada dos por tres, o una tele, o un ordenador, o lo que sea.

Lo que no es comprensible es que un aparato al que apenas acaba de acabársele la garantía o que incluso aún la tenga vigente, muera de repente sin venir a cuento como si su corazón se hubiera parado por vejez. Vamos a ver ¡Si tiene dos años y un mes cómo va a ser viejo! Y el problema no es que sea viejo, es que lo hacen viejo y como nosotros no entendemos de esas cosas siempre acabamos en la tienda de turno comprando uno nuevo y eso, al menos para mí, se ha acabado. A partir de ahora hasta que mi servicio técnico de Samsung en Alicante no me diga que ya no se le puede resucitar más no pienso tirar mi móvil a la basura, y así con cualquier aparato o electrodoméstico que eso de la generación de “usar y tirar” ya no va más conmigo.

Además, que llega una edad en la que no es bueno usar tanta tecnología, lo digo en serio, lo he leído en un artículo que se titula “Trece hábitos poco saludables que hay que dejar antes de los 40 años”. El caso es que un estudio de 2011 de la Universidad de Harvard asoció las altas horas frente al televisor con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y mortalidad por cualquier causa y a partir de los 40 estas enfermedades son más propensas así que lo mejor es evitar riesgos. Y si no lo sabíais ya lo sabéis, que no os podéis acostar hoy sin saber una cosa más.

Pero hay muchas más cosas que debemos subsanar antes de los 40. Por ejemplo el hecho de no darle prioridad al sueño porque nuestro cuerpo necesita reiniciarse y recargar. Dormir poco puede provocar hipertensión, obesidad, depresión y el envejecimiento biológico. Tampoco debemos saltarnos las comidas porque eso puede dañas al metabolismo. Debemos dejar de fumar, aunque sea poco, porque aún en bajas dosis la persona es fumadora y eso eleva el riesgo de enfermedades del corazón, cáncer de pulmón y otras complicaciones.  No tenemos que comer mucho sodio que está en el pan, las carnes procesadas, sopas, quesos, salsas y aderezos porque su exceso también causa hipertensión. Debemos beber mucha agua y no sólo cuando tenemos sed. Beber lácteos también es importante porque son los únicos que nos van a ayudar a mantener la salud de nuestros huesos.

Y esto son sólo algunos consejos, no os creáis que son los únicos. Yo personalmente los voy a seguir ¿Y vosotros?

Deja un comentario