Añoro las playas de antaño

Añoro las playas de antaño

Este verano estoy paseando por algunas playas de la costa levantina, sobre todo de la provincia de Alicante, y me estoy dando cuenta de que se ha “empijado” todo mucho, y me explico. Antes andabas un poco y te encontrabas con un chiringuito de playa de madera donde vendían refrescos, helados y alguna bolsa de patatas, caminabas un poco más y te topabas con un señor que alquilaba tumbonas y sombrillas e incluso a veces algún patinete de agua (hidropedal) pero poco más, y eso ya era magnífico. Ahora todo está comercializado y para pijos.

En los Arenales del Sol el chiringuito es de lujo y cuando digo “Lujo” me refiero a camas enormes acolchadas con un telar arriba para cubrirte del sol, hamacas de lujo con mesas adicionales para dejar tu bebida y sombrillas de madera estilo chill out. El típico señor de los hidropedales se ha convertido en una caseta con una empresa que lleva deportes acuáticos de todo tipo: alquileres de kayak, padle surf, kite surf, etc. Y los helados se venden a la italiana “al rico gelato”.

En San Juan ocurre algo parecido porque tienes chiringuitos blancos cada “x” metros pero todos de madera, blanquitos y con pasarela para llegar hasta ellos. En el Postiguet te encuentras con el chiringuito más fashion de todos y el único que se salva es el de la Albufera, pero sólo porque asan unas sardinas con las que te chupas los dedos, nada más. Otro que tampoco está nada mal es el que se encuentra en la cala del antiguo Camping Bahía pero es tan pequeño que o vas pronto a coger sitio o no te sientas ni por asomo.

Personalmente echo de menos esos hidropedales de los que hablaba antes en esta zona porque sé que por el sur, en Andalucía, siguen estando muy de moda. De hecho, los mejores fabricantes se encuentran allí. En Almería encontramos la Fábrica de Hidropedales Marengo, una empresa familiar con gran tradición que lleva muchísimos años fabricando este tipo de embarcación acuática de ocio, tanto a motor como a pedal. Y yo, sinceramente, los echo de menos en esta parte de la costa.

Según un tema de forocoches.com en Valencia hay varias playas donde alquilar patinetes de agua (hidropedales) como la playa de Sagunto, el Perelló, Cullera, etc.

Sé que muchos de vosotros estaréis pensando que eso es de la época de María Castaña y que ahora lo que mola es alquilar una moto acuática o un kayak pero es que yo lo que quiero es rememorar años pasados y echo de menos esos patinetes en lo que te subías a pedalear y llegabas tan lejos como tus fuerzas permitieran. Eso sí, como hubieras comido un poco antes corrías el peligro de tirar hasta la última papilla por la borda pero eso formaba parte del encanto del momento.

A veces puedo ser tan pija como el que más y en esos momentos quiero que me sirvan cócteles en la playa, quiero resorts de lujo y spas y quiero un espacio en el que nadie me moleste pero, a pesar de que todo eso es mucho más caro, no se trata del dinero que se gaste en todo esto, de lo que se trata es de que la playa, tal y como era hace algunos años, molaba mucho y yo la echo en falta.

shutterstock_239709469reducida