Ourense, crece como provincia con más número de residencias secundarias

Para los que residimos en el agobio de una gran ciudad, cuando tenemos unos días para disfrutar de nuestro tiempo de ocio, lo que buscamos de forma desesperada es poder desconectar, salir de la rutina y dejar de lado los atascos que cada día se generan en las principales urbes de nuestro país. Es por ello por lo que buscamos zonas donde comprar una segunda residencia en la que podamos evadirnos y para ello, que mejor lugar podríamos elegir que no fuese la capital termal de España. Ourense es única en este aspecto y es que nos ofrece todo aquello que buscamos cuando queremos pasar unos días tranquilos, una ciudad pequeña, amable, con amplias zonas de paseo, con todas las comodidades que necesitamos y lo que es mejor, es la ciudad española que más instalaciones termales naturales posee y es que por algo, Ourense es la provincia termal y Ourense ciudad es la capital termal de España. Por todo ello y muchas más cosas que os iremos contando, la vieja Auria ha de ser vuestro destino escogido para fijar vuestra segunda residencia.

Ourense proviene de Auriense, la ciudad del oro y es que así es como debían de sentirse los romanos cuando decidieron poner aquí las primeras piedras de lo que hoy es la tercera ciudad más poblada de Galicia. Un lugar de ensueño el cual valoran más los foráneos y los ourensanos que viven fuera que los propios residentes. Ourense se trata de una urbe pequeña, apenas pasa de los 100.000 habitantes, tranquila, cómoda, pero que a su vez goza de una gran vitalidad, tanto de día como de noche. Además, los alumnos del campus universitario ponen el toque de buen ambiente propio de la juventud y se integran con la gente que a la noche sale a cenar de pinchos o tomar unos vinos por la zona vieja.

Pero Ourense es mucho más que la ciudad, por ejemplo, en lo relativo a termalismo, a lo largo de término municipal se suceden diferentes instalaciones termales, desde la piscina de As Burgas o la fuente de As Burgas a las pozas de Outariz, las cuales encontramos en dos variantes, de pago o gratuitas. Esto mismo sucede con las de A Chavasqueira, las cuales también podemos utilizar en los dos formatos. Asimismo, a lo largo del río Miño, el más largo de Galicia y el que cruza bajo diez puentes, solo en Ourense ciudad, nos encontraremos otras instalaciones termales como las de Barbantes Estación, Laias, Arnoia y Cortegada, las cuales cuentan con un balneario, u otras más pequeñas como las de Prexigueiro.

En lo que a deportes se refiere, en los últimos años Ourense ha dado un gran vuelco en materia deportiva y es que al Rallye de Ourense y a la estación de esquí de Manzaneda, la única de Galicia y el norte de Portugal, debemos de sumarle la apuesta que desde las instituciones se ha hecho para convertir a la provincia en un destino deportivo. Para ello se han potenciado los embalses y los balnearios como centros de entrenamiento para deportistas náuticos, así como también se ha hecho un gran trabajo para que La Vuelta ciclista a España tenga en la provincia una de sus citas obligadas. Sin embargo, este trabajo de campo va mucho más allá y se organizan rutas pedestres, carreras, competiciones ecuestres, se potencia la imagen de la provincia en eventos de motor…

En materia de turismo, en los últimos años se está descubriendo la provincia al mundo y es que a lo largo y ancho de su territorio cuenta con parajes que buscan ser Patrimonio de la Humanidad por su belleza incalculable. Sin embargo, más allá de lo conocido, la provincia todavía esconde muchos secretos que poco a poco irán saliendo a la luz y que la convertirán en uno de los mejores lugares para residir.

Los veranos en Ourense

La provincia de Ourense goza de diferentes tipos de climas en función de la zona en la que instalemos nuestra segunda residencia y es que si caminamos unos pocos kilómetros nos podemos encontrar con zonas que poseen un microclima que difiere mucho del que tenga ayuntamiento limítrofe. Sin embargo, lo que si es cierto es que los veranos en Ourense, salvo que nos vayamos a zonas de montaña, son complicados. La ciudad, de hecho, se encuentra en un valle en el cual se rozan cada año temperaturas récord, es por ello por lo que la gran mayoría de ciudadanos de la urbe acude a la ayuda de Poliéster Euro Sur, una compañía que goza de una trayectoria intachable en el sector de las piscinas, por lo que la gente confía en ellos para que les instalen una piscina en su parcela, ya que de esta forma, los veranos de Ourense serán mucho más llevaderos. No obstante, para quien no goce de una piscina en su domicilio, existen una serie de instalaciones municipales y autonómicas para el disfrute de todo el mundo.