Llega el verano….llegan las plagas

Llega el verano….llegan las plagas

No hay duda de que es la mejor estación del año. El verano es mágico. Tiempo de vacaciones, de relax, de hacer cosas divertidas con amigos, de ir al pueblo, de vivir fiestas y ferias, de viajar y conocer nuevos sitios. Es el momento de bailar y cantar la canción del verano que nos proponga King África, encender la barbacoa y hacer un buen churrasco junto a la familia. Ahora bien, el verano también es sinónimo de otras cosas menos agradables. Y no, no me refiero a las temperaturas de 40 grados, en este caso el verano siempre se asocia con las plagas de insectos.

Es habitual irnos al pueblo para pasar unos días, a la casa de los padres o de los abuelos, y comprobar cómo después de mucho tiempo sin abrir, está lleno de algunos bichos. En ocasiones se puede solucionar con algún producto o haciendo una limpieza a fondo en la casa, pero otras veces la cosa se pone más chunga. Es el momento de llamar a profesionales. Por eso, que sepas que ante plagas de este tipo de animales que te presentamos a continuación hay que tener mucha precaución y llamar a una empresa de control de plagas.

Cucarachas

Son las más habituales. Te imaginas en la puerta de tu casa “tomando el fresco” como se suele decir en los pueblos y de repente, te aparecen las cucarachas. También es muy habitual verlas cuando estás tomando una cerveza en la terraza del bar del pueblo. Y es que, como nos indican desde Control Plag, la mayoría de las infestaciones registradas en España cada año se deben a las cucarachas. Desafortunadamente, la geografía y el clima español favorecen la aparición y la proliferación de este tipo de insecto. Las zonas más propensas a sufrir esta plaga son la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana y Cataluña. Por eso, las cucarachas son las plagas más comunes en nuestro territorio.

Insectos xilófagos

Quizás este nombre no te diga nada, es más para los que eran expertos en Biología, pero si te decimos que estamos hablando de las termitas y la carcoma pues seguro que te empieza a picar todo el cuerpo y que te entran escalofríos. Sí, los animales que se comen la madera. Estos bichos suelen localizarse con mayor frecuencia en el norte de España. La mayor utilización de la madera en las estructuras en zonas y las temperaturas más húmedas y bajas hacen del norte peninsular un entorno ideal para ellos. No es la primera vez que una casa se convierte en una ruina, como la de la película, por culpa de estos animales que se comen todo.  La madera, por ser un material natural, aunque procesado y transformado para su posterior elaboración de muebles y otros artículos, no deja de ser un material expuesto a microorganismos que dañan su estado físico, su estética, y peor aún, su funcionalidad. Estos microorganismos como las termitas, las carcomas, las cucarachas y más, tienden a hacer nidos que inhabilitan su uso y forman un entorno desagradable e insalubre.

Chinches

Si eres de pueblo segeuro que sabemos de lo que hablamos. Llegas una noche a la casa de tu abuela, te metes tranquilamente en la cama pensando que podrás pasar menos calor que en la ciudad. Y a la mañana siguiente…compruebas que tienes el cuerpo lleno de picaduras. Pues sí, los que han hecho ese destrozo contigo son los chinches. Cada vez es más frecuente toparse con este tipo de plaga en España, sobre todo en hoteles, apartahoteles y hostales, a causa de la influencia del turismo nacional e internacional. Las chinches son insectos minúsculos y difíciles de eliminar que se adhieren con facilidad a equipaje de los pasajeros. Las maletas sirven de medio para llegar hasta el lugar de hospedaje y, una vez allí, se convierten casi con total seguridad en una plaga. Suelen estar muy presentes en los colchones, por lo tanto, tendremos que pensar en cambiar todos los que haya en casa.

Hormigas

Las hormigas ya sabemos que trabajan mucho en verano, no como la cigarra, y por eso es habitual verlas por casa de repente. Un reguero que son muy incómodas. No son peligrosas pero son antiestéticas. Además también suelen aparecer en los jardines o en las terrazas. El clima cálido y soleado de nuestro país es perfecto para que las hormigas consigan hacer con mayor facilidad sus hormigueros. Para eso, hay buenos productos, pero la cosa se puede complicar si no acabamos bien con ellas o dan paso a otro tipo de hormigas mucho más peligrosas como la hormiga argentina, la faraona o la negra.