La moda está loca

La moda está loca

La moda actual deja mucho que desear y lo digo totalmente en serio. Me da igual de la vertiente de la que se hable y del diseñador que toquemos porque son muy pocos los que se salvan, al menos bajo mi punto de vista. Los diseñadores de alta costura crean diseños imposibles de llevar en eventos formales a no ser que quieras que te tiren piedras y mucho más difícil es intentar llevarlos en el día a día por la calle. La moda de Inditex, la firma por antonomasia española de la juventud, se empeña en acortar cada vez más los pantalones y en crear una moda andrógina que hace que no sepas si estás en la sección femenina o masculina de la tienda y la sociedad absorbe todo eso como “tendencia”.

 Seamos claras: me parece estupendo que el hombre y la mujer tengan las mismas posibilidades y que tengan el mismo derecho a vestir como les dé la gana, pero una cosa es eso y otra cosa es que me guste la moda que se les impone, porque creo sinceramente que la moda la imponen unos cuantos.

Hay diseñadores que diseñan faldas para hombres, lo cual me parece estupendo en caso de que alguno quiera llevarlas, pero el problema no radica ahí, radica en que esas faldas que diseñan para hombres en la alta costura llevan brillos, lentejuelas, broches y demás adornos imposibles de lucir un día normal para ir al trabajo. ¿En serio piensan esos diseñadores que queremos lucir como “Lady Gaga” en el día a día? A veces pienso que crean moda “fumaos” hasta los topes porque, de cualquier otro modo, no concibo la posibilidad de que alguien en su sano juicio piense que un hombre va a ponerse esas faldas para pasear a su perro por el barrio mientras el animal hace sus necesidades.

shutterstock_384423169reducida

Moda ponible, la que verdaderamente me gusta

Yo adoro la innovación y la moda moderna pero con clase, con sentido, con elegancia. Una de mis diseñadoras favoritas es Isabella Gobarodi en cuya tienda, Miticca, podemos encontrar estos vestidos de cóctel online que sí me pondría tanto para ir a trabajar como para un evento con clase e incluso para un paseo de fin de semana. Pero diseñadores con nombre y reconocidos que creen moda para la mujer y el hombre de a pie, quedan pocos y por eso toda la juventud acaba muriendo en tiendas de Inditex para comprar más de lo mismo, porque la originalidad murió cuando los diseñadores se empeñaron en crear cosas imponibles.

Pero lo mejor de todo no es eso, lo mejor de todo es que las mismas personas que aplauden el desfile en Cibeles de un gran diseñador que crea una línea de moda difícil de mirar son el mismo público que critica a algunas famosas y celebrities que luego llevan esos mismos trajes a ciertos eventos.

Este fin de semana pasado se celebró la gala de los Emmy 2016 donde se dan cita los actores y actrices de series más famosos del panorama internacional y hoy, como no podía ser de otro modo, ya hay grandes titulares sobre las peor vestidas de los permios Emmys 2016 y si en lugar de ver sólo las imágenes leemos un poco el artículo comprobaremos que los vestidos que llevan son de diseñadores tan renombrados como Michael Kors, Versace o Monique Lhullier, lo que me lleva a hacerme esta pregunta ¿estamos todos locos o qué?

La moda, hoy en día, está como una cabra y no se salva nadie. A veces me encantaría tener un huequito en la pared que me dejara ver el futuro por una rendija para averiguar qué dirán las generaciones futuras de nuestras tendencias a la hora de vestir. Tiene que ser realmente interesante poder saber qué pensarán los jóvenes de 2040 del vestuario de Rihana o la ya nombrada Lady Gaga ¿o no?