Helados 5 Estrellas

Helados 5 Estrellas

¿Sabéis lo que es 5 estrellas este verano? Poder tomar helado sin remordimientos sabiendo que luego no se nos va a alojar permanentemente en las caderas.

Supongo que, como muchas y muchos, soy una de esas personas a las que les encanta el helado pero tiene remordimientos cuando los come porque tienen muchísimas calorías y claro, también como muchas y muchos, llevo años rezando para que alguien cree una marca de helados bajos en grasas con los que disfrutar sin sentirme mal y ha llegado por fin. Se trata de smooy, un yogurt helado bajo en grasas, rico en fibra y sin gluten. Todo un lujo para nuestro paladar que no se queda a vivir con nosotros.

Obviamente no vas a coger la máquina de smöoy, te vas a enchufar a ella y vas a empezar a tragar como una posesa pero tomarte un helado de vez en cuando este verano ya no será algo que, si estás a dieta, no puedas hacer. Y no lo digo por la llamada “dieta del bikini”, lo digo para gente como yo que vive todo el año prácticamente a dieta porque a mí, eso de “la dieta del bikini” me parece una soberana tontería. Todo sea dicho.

Y es que, vamos a ver, si llevas todo el año comiendo lo que te da la gana y pasándote las dietas por el forro de la chaqueta ¿de verdad pretendes ahora, en dos meses, hacer “la dieta milagro” que te deje echa una sílfide para enfundarte en tu bikini nuevo?  No sé, a veces pienso que la población en general no tiene dos dedos de frente o, puede que, simplemente, nos empeñemos en engañarnos.

Para hacer una buena dieta hay que ir poco a poco y perder, entre dos y tres kilos al mes, no 7 u 8 como aseguran algunas de estas dietas mágicas. Además, de qué sirve perder 7 kilos y estar estupenda en bikini si luego vas a volver a comer lo que te dé la gana y vas a recuperar 12. Eso no es sano, es una tontería. Aunque todo depende del punto de vista con el que lo mires, supongo, como todo ¿no?

Yo prefiero estar a dieta un año o lo que haga falta y conseguir un peso bueno para mí y luego intentar mantenerme, que no es tan difícil. Se trata de que si un día te pasas comiendo luego estés dos o tres en plan depuración: con verduritas y carne a la plancha, y luego ya comer normal, sin pasarte pero normal. Y si te vuelves a pasar otro día al mes siguiente  pues haces lo mismo y así te mantienes. Lo que no puede ser es que hagas dieta, pierdas “X” kilos y luego te pongas hasta el culo de chucherías, gofres con chocolate y helados con topping de cookies, o al menos eso pienso yo.

shutterstock_133119122reducida

Más helados bajos en calorías

En este post del blog de la dieta equilibrada, nos dicen algunas cosas que se pueden tomar este verano, bien fresquitas, sin saltarnos la dieta. Según este blog, el número de calorías mágicas para que tomarte un helado no afecte a tu peso está en 100 calorías y, por lo visto, hay muchos helados con menos de 100 calorías:

  • Nesquik
  • Calippo
  • Dracula
  • Algunos helados Hacendado de Mercadona sin azúcares añadidos
  • Flashes
  • Polos de hielo, horchata y agua cebada

Y seguro que hay más, sólo tiene que dijarte en su etiqueta y comprobar que tienen menos de 100 kalorías.