Una despedida de soltera económica

Este fin de semana pasado fue la despedida de soltera de una amiga que, aunque la conozco menos años que a otras, se ha convertido en alguien muy especial para mí. Ana es sevillana, y lleva viviendo en Alicante un par de años porque se mudó aquí con su pareja, Aitor, y le preparamos la mejor despedida del mundo. Al menos en mi opinión.

Hay veces en las que nos empeñamos en buscar agencias que nos organicen las cosas o actividades espectaculares para hacer en grupo que lo único que hacen es subir el presupuesto de la despedida y que, al final, puede que no sean tan necesarias. En esta ocasión, las organizadoras (una amiga y yo) teníamos que contar con algunas primas y un par de amigas que iba a venir desde Sevilla a la despedida de Ana y claro, ya se iban a dejar un buen dinero en el trayecto y el alojamiento así que la fiesta no podía ser demasiado cara para nadie.

La verdad es que al principio estábamos un poco preocupadas porque nos dimos cuenta de que teníamos que descartar casi todo lo que se nos ocurría: karts, spa, paintball, deportes de aventura… todo era demasiado caro y se nos iba de las manos así que, al final, decidimos que lo mejor era hacerlo todo por nuestra cuenta y riesgo. Aquellas que estéis interesadas en todo esto os diré que fue un acierto y que sacamos muchas idead de este artículo, aunque no todas claro está.

Para empezar, en el tema típico de disfrazar a la novia, intentamos no ser malas y que fuera algo especial para ella así que compramos un traje de sevillana entre todas en El Duende De Sevilla para que Ana lo luciera la noche de su despedida y, para nosotras, compramos sombreros rojos de esos de equitación y un clavel a juego.

shutterstock_10828dwewereducida

Toda la jornada

Como era verano, la fiesta empezó en la playa. Fuimos a recogerla a su casa. Lo único que le habíamos dicho es que estuviera preparada para todo (vamos, que se depilara) y cuando llegamos le pedimos que se pusiera el bikini, que cogiera crema solar y que se enfundara en su vestidito de playa más mono.

Parte de nuestro grupo nos esperaba ya en la playa y habían colocado sombrillas y llevado neveras con refrescos y cosas para picar. Al llegar, Ana descubrió que sus primas y amigas de Sevilla la estaban esperando en la playa, por lo que esa fue la primera sorpresa, y la segunda que habíamos alquilado un “Patinete” (hidropedal) para cada 6 chicas con el fin de iniciar la jornada en el agua. Hicimos carreras, saltamos al agua, reímos y lo pasamos muy bien.

Una hora después, ya en la arena, empezó la ronda de juegos. Le cantamos canciones y jugamos al quien es quien, hasta le hicimos pasar una serie de pruebas si quería obtener su regalo para la noche (el traje flamenco). Fue muy divertido.

A las dos, más o menos, fuimos a comer a un chiringuito de playa donde nos habían preparado un menú por 12 euros cada una, más risas, y después devolvimos a la novia a su casa y le dimos dos horas para ducharse, ponerse guapa y descansar un poco.

A las 7 en punto la recogimos y le llevamos su precioso regalo. Cuando abrió el paquete y vio el traje flamenco se le llenaron los ojos de lágrimas. Le dijimos que tenía que ponérselo y nosotras nos colocamos los sombreros y los claveles y, de nuevo a la calle. Fuimos a un bonito parque cercano y nos hicimos mil fotografías, una especie de Photocall divertido que además se quedará como un bonito recuerdo, y a las 20:30 de marcha al restaurante. Menú de 20 euros por cabeza con copa incluida y después un poco de fiesta loca por los locales de moda.

Coste total por cabeza: 60 euros. No está nada mal ¿verdad?

Puede que contratando una actividad la cosa hubiera sido más original pero había que pensar en todas y en la economía de cada una así que me quedo con los bien que lo pasamos y lo mucho que reímos. Personalmente creo que fue una gran elección durante todo el día.

Mas articulos

¿Cómo ha evolucionado la forma de almacenar el vino a lo largo de la historia?

El almacenamiento del vino ha sido fundamental por diversas razones a lo largo de la historia. En primer lugar, la conservación del vino ha sido un factor primordial, ya que, al permitir que el vino madure con el tiempo, se desarrollan sabores más complejos y se mejora su calidad, convirtiendo simples mostos en el preciado elixir que conocemos hoy en día. Además, el almacenamiento facilitaba el comercio del vino. Con el crecimiento de las civilizaciones y la expansión de las redes comerciales, las bodegas se volvieron esenciales para almacenar grandes cantidades de vino antes de su distribución a mercados locales e internacionales.

Como rehabilitar un edificio

La rehabilitación de edificios es una tarea crucial en la preservación del patrimonio arquitectónico y

La protección UPF50+ en la ropa

La exposición al sol puede ser beneficiosa para nuestra salud, pero también conlleva riesgos, especialmente

¿Qué son los amenities? ¿Cómo mejorar la experiencia de los clientes?

Los "amenities" son productos y servicios adicionales ofrecidos por hoteles, resorts, spas y otros establecimientos

Implantes de carga inmediata para mejorar la belleza bucal

Los implantes de carga inmediata son una innovación en el mundo de la odontología. Han

¿Qué es la Denominación de Origen Protegida (DOP)?

La Denominación de Origen Protegidas (DOP) es “un sello de autenticidad que garantiza que un

Articulos mas comentados

Articulos relacionados

Centros Asistenciales contra la soledad en la vejez

Siempre he dicho que yo, cuando llegue a la vejez, no seré una carga para nadie. Si puedo permitírmelo acudiré yo misma, y por mi propio pie, a una residencia para mayores o a apartamentos tutelados donde tenga ayuda y vigilancia las 24 horas de día. Eso no significa que renuncie a mi familia sino que prefiero seguir siendo independiente sin la ayuda de los míos, para que ellos tengan libertad de hacer lo que les dé la gana y yo también.

De invitada a organizadora de boda

Soy la encargada de elegir y organizar el tema de la fotografía de boda de mis mejores amigas y… tras mucho buscar ya he encontrado mis elecciones:

Para Ana, la de Alicante, he elegido a Luis Oliva, un fotógrafo con amplia experiencia que realiza reportajes fotográficos realmente originales: bajo el agua, con perspectivas imposibles, primeros planos, paisajísticos, etc.

Para Rosario, la de Valladolid, me quedo con Lutton Gant, al que yo he apodado, cariñosamente, el fotógrafo de las emociones. Se trata de un fotógrafo profesional cuyo book de trabajo rezuma emoción. Capta el instante, el momento y los rostros. Es un fotógrafo que obvia un poco más el paisaje para centrarse en los protagonistas de la velada.

Perros con estilo

¿Nunca habéis querido sentiros un poco como Paris Hilton? Yo no es que la envidie mucho pero hay algo que sí que me gusta de ella y es esa peculiar manera que tiene de vestir a su chihuahua, como si fuera Resse Witherspoon en “Una Rubia Muy Legal”. Si hasta ahora no he hecho lo mismo con mi pequeña Punchi es por vergüenza, o por si alguien me mira mal, pero poco a poco me voy animando. La semana pasada le compre unas falditas de tul monísimas en mydogbcn.com y quiero comprarle también lacitos para el pelo y un abriguito para el invierno. Me parece una monada la verdad.

Hipocresía estética

Mi prima, que ahora tiene 26 años, siempre ha estado acomplejada con algunos aspectos estéticos porque tiene una nariz extremadamente grande con respecto al resto de su rostro y porque, desde bien pequeña, ha tenido siempre ojeras muy marcadas. Este año, tras ahorrar durante mucho tiempo, nos ha comentado que se va a someter a dos operaciones para solucionar estos problemas. Por un lado, se va a someter a una blefaroplastia en Estética Ocular, una clínica de aquí de Las Palmas. Se trata de una operación sencilla que ayuda a rejuvenecer la mirada sin cambios drásticos y elimina esas bolsas que ella tiene, ya tan joven, por culpa de esas malditas ojeras. Y por otro se someterá a una rinoplastia de mano de uno de los cirujanos más afamados de las islas, quien ha tratado a muchísimas famosas.