Un vehículo eléctrico disponible en un tiempo reducido

Un vehículo eléctrico disponible en un tiempo reducido

Son muchas las cosas que han cambiado en la sociedad en la que nos encontramos si la comparamos con el entorno en el que vivíamos hasta hace no demasiado tiempo. La verdad es que hemos experimentado cambios en prácticamente todos los sentidos que nos podamos llegar a imaginar. En los párrafos que siguen, vamos a hacer especial hincapié en uno de los cambios que más difusión en medios de comunicación está teniendo en los últimos años. Hablamos de todo lo que tiene que ver con el sector de la automoción.

¿Qué es lo que ha cambiado en lo que respecta a este asunto? Lo principal es, desde luego, el asunto de la contaminación. Por este tipo de asuntos se ha transformado el tipo de combustibles o energías que se utilizan para hacer funcionar los vehículos. Hemos pasado de depender de una manera tremenda de combustibles fósiles como lo son la gasolina o el diésel a crear coches que funcionan con gas natural comprimido o que, directamente, son eléctricos. Este tipo de vehículos ya es habitual en nuestra sociedad y ha venido para quedarse. Lo cierto es que esto responde a una necesidad básica para nuestra Tierra.

Todo esto ha transformado el mercado automovilístico de una manera que es realmente extraordinaria. Y lo va a seguir haciendo de cara a los próximos años, sobre todo por el hecho de que, desde las instituciones públicas, se va a terminar prohibiendo la circulación de vehículos que contaminen por nuestras calles. Es algo que, como decimos, es necesario y que va a terminar haciendo que todo aquel que necesite un vehículo termine cambiando el que tiene por otro que respete los protocolos anticontaminación. Eso hará que, sin ninguna duda, el mercado automovilístico continúe en movimiento durante los próximos años.

El portal web Expansión informaba en uno de sus artículos de cómo han evolucionado las ventas de vehículos en España. En concreto, en la noticia que os enlazamos a continuación se indica que ha crecido el número de coches vendidos en el mes de noviembre de 2019 en comparación con el mismo mes del año anterior. En concreto, ese dato ha crecido en un nada despreciable 1’45%, principalmente debido al número de coches eléctricos o de coches que funcionen con gas natural comprimido. Y ese dato va a seguir siendo cada día más grande en los tiempos que están por venir.

Otra noticia, en este caso publicada en el portal web autopista.es, indicaba el número exacto de coches eléctricos que había, en ese momento, por nuestras carreteras y calles. La noticia indicaba que había un total de 63.000 vehículos de este tipo en España. Teniendo en cuenta que nuestro parque automovilístico es de, más o menos, unos 30 millones de vehículos, a nadie se le escapa que todavía queda mucho por hacer para tratar de que se garantice de una manera efectiva esa transición ecológica que necesitamos cumplir cuanto antes.

La necesaria transformación del parque automovilístico español hace que, dentro del sector, el volumen de trabajo sea más grande que nunca. Por ejemplo, hay muchas personas que necesitan un servicio de calidad en relación con su coche. Un servicio que, por poner un caso, puede ser el de obtener su nuevo vehículo de una manera rápida y eficaz. Los profesionales de Transportes Cars, especializados en este tipo de asuntos, nos han hablado precisamente de cuestiones que están relacionadas con su trabajo y nos han comentado que, en el pasado 2019, se ha multiplicado el número de clientes a los que han tenido que atender. El aumento de la compra de vehículos eléctricos fuera de España y su necesario transporte hasta el mismo domicilio del cliente ha sido el caso que más se ha venido repitiendo.

Un servicio también necesario cuando la compra se hace en España

Hemos hablado de lo que ocurre cuando compramos ese nuevo coche en el extranjero. Pero esto no quiere decir que no sea necesario el transporte de un vehículo cuando se compra en el interior de nuestras fronteras. De hecho, este tipo de casos ha crecido también en los últimos doce meses y, desde luego, está claro que va a seguir creciendo durante los próximos años sin que exista ninguna duda al respecto. Seguro que conocéis a alguien que ha experimentado una situación de este estilo hace más bien poco tiempo.

Teniendo en cuenta que todavía son millones de vehículos eléctricos o que funcionen con gas natural que se quedan por vender en un país como el nuestro, parece lógico pensar que todos los actores integrados en el sector van a tener mucho trabajo durante los próximos años. Seguir potenciando los buenos servicios que se vienen desarrollando a tal efecto será muy importante para que la gente confíe al 100% en un sector como este, que ha pasado por muy malos momentos durante la crisis pero que ahora vive una resurrección ansiada.