Si quieres empezar con la fotografía, atento a estos consejos

Si quieres empezar con la fotografía, atento a estos consejos

Hace poco me preparaba para hacer una foto en uno de los miradores más famosos de Granada  desde el que se ve toda la Alhambra, a lo que saqué mi iPhone apunté y disparé. Consecuentemente se puso a mi lado uno de mis amigos, sacó su cámara reflex y se tiró un buen rato tirando fotos hasta conseguir “la foto perfecta”.

Con la aparición de modelos de cámaras fotográficas reflex se creó la idea en el consumidor medio de que este tipo de cámaras hacían fotos dignas de profesionales. La realidad es que, a pesar de que este tipo de cámaras tienen muchísima mejor calidad que las cámaras de fotos digitales convencionales o “de bolsillo”, la realidad es que para hacer una foto digna de un profesional hace falta mucho más que una cámara reflex.

Esto es algo que los que estamos familiarizados con el sector de la fotografía (sin ser profesionales del mísmo) lo sabemos, ya que en este sector, al igual que en muchos otros, existen muchos individuos que ofrecen sus servicios sin tener el equipo necesario para un acabado profesional. Ya hablaremos largo y tendido del equipo, pero lo cierto es que los fotógrafos profesionales invierten importantes cantidades de dinero con tal de pulir detalles.

Muchas personas empiezan su afición a la fotografía cuando se dan cuenta de que la cámara del móvil tiene limitaciones, y buscan una cámara que le permita hacer fotos de mejor calidad. En este momento la mayoría de personas piensa que tener una cámara más buena les hará hacer mejores falsos, y este es un pensamiento falso.

He conocido a muchas personas con equipos fotográficos que superan los mil euros, que disparaban en automático. De esta manera, no se pueden hacer fotos en las que exista un detalle especial, que es justo lo que se requiere en los reportajes fotográficos más típicos, que son los de boda, en los que por cierto Ravenous Souls Photography no falla.

Siendo esto así, ahora procede hablar de la realidad de la fotografía que se intenta ocultar, y es que esta afición (que no siempre puede llegar a convertirse en trabajo) es bastante compleja y comprende muchos aspectos que el consumidor o aficionado medio no conoce, y hoy vamos a hablar de estos aspectos.

La fotografía es una afición cara y compleja

El primer consejo que me dio un profesional de la fotografía cuando le dije que quería comprarme una cámara es si quería disparar en automático o quería hacer fotos en manual. Su conclusión era que la gente que dispara en automático no siempre quiere aprender la afición. Porque más allá de hacer fotos hay que aprender mucho sobre la técnica de captar luz, qué objetivo es adecuado para una foto concreta y cuándo es más recomendable utilizar ciertos parámetros de la cámara.

Esta técnica que se tiene que aprender no es algo sencillo, pues hay conceptos que cuesta de entender y solo se entienden practicando. Aprender a componer una foto en condiciones de luz adecuadas, y entrenar nuestro ojo para aprender a captar buenas fotografías es algo que solo se coge practicando.

Y es precisamente esa práctica lo que echa para atrás a mucha gente, porque para poder entrenar nuestro ojo necesitamos tiempo. Y no todos queremos dedicarle un tiempo elevado a la hora de hacer una foto y que quede bien. La gente se estresa y prefiere poner el modo automático en lugar de aprender a regular La Luz de una escena.

Esto es algo que se intenta apañar comprándose una cámara con características elevadas, al igual que su precio. Craso error, pues un equipo fotográfico más caro o de gama alta está diseñado para que los fotógrafos profesionales utilicen funciones más desarrolladas que en cámaras de entrada.

Una realidad es que una cámara más cara hará una buena foto en automático, pero para que la foto quede profesional lo que hay que hacer es editarla con un programa de edición (photoshop) que suele ser caro, ya que los equipos profesionales de edición suelen tener características elevadas que aumentan su precio.

Por tanto, la fotografía es un Bobbie caro que requiere de un gran conocimiento para poder exprimir de manera adecuada las características de la cámara. Si lo que quieres es una buena foto, hay dispositivos móviles que dan resultados excelentes, y igualmente cámaras que no son reflex y hacen muy buenas fotos (cómo las cámaras EVIL).