Mi prima pequeña y su sueño

woman-984244_640

Hoy he acabado enfadada con mi tía Antonia. Mi prima, la pequeña, que ahora mismo tiene 14 años y mide 1,73, guapísima y esbelta, quiere ser modelo y su madre no para de decirle que eso es una tontería ¿Sabéis lo que he hecho, me he informado y le he comprado un book de fotos por su cumpleaños en el mejor estudio que he encontrado, y se las va a hacer este fotógrafo de moda en Barcelona. Se lo daré mañana por la tarde que he quedado en subir a verlas a su casa y sé que mi tía me va a mirar fatal pero me da lo mismo.

Se ha pasado la vida diciéndole a la niña que estudie y mi prima le ha hecho caso. De hecho, la niña dice que quiere ser veterinaria y que va a estudiar eso sólo que, como adora la moda y tiene los genes para poder hacerlo, quiere dedicarse también a la moda ¿y sabéis que dice mi tía? Que ni loca la deja ir a ninguna academia de modelos ni tonterías de esas.  Y eso que la niña dice que cuando cumpla los 16, si la dejan, busca algún trabajito de fin de semana para pagársela ella ¿eh? Que tampoco penséis que va pidiendo nada  a nadie, como mucho lo que pide es permiso.

Y yo estoy harta de escuchar hablar a mi tía ¿es que aún no le ha quedado claro que la vida da más vueltas que un molino? Las cosas siguen muy mal laboralmente hablando y nadie sabe lo que puede pasar ¿Y si se paga la carrera de veterinaria con su pasión que es la moda? O ¿Y si empieza en esto mientras estudia y acaba consiguiendo su sueño? ¿Es que no puede apoyarla un poquito?

Si viviéramos en otra ciudad hasta podría entender que le bajara un poco sus sueños pero ¡es que vivimos en Barcelona! Dentro de nada por ejemplo es la semana de la moda nupcial, y esto es sólo un ejemplo porque hay eventos de moda casi cada día en la ciudad condal así que ¿por qué no puede dejar que lo intente si la niña no ha dicho en ningún momento nada de dejar de estudiar ni nada parecido? Es alta, guapa, delgada y tiene clase, lo veo, puede conseguir lo que quiera si tiene un poco de suerte y si no la tiene siempre tendrá sus estudios así que me parece que no tiene nada de malo y es el sueño de una niña.

Yo, aunque me ponga en contra a media familia, pienso apoyarla y para empezar le voy a regalar ese book de fotografía. Es pequeño, un detalle, tampoco tengo para más, pero así ya puede luego enseñar fotos de modelo a donde vaya ¿no? Y a lo mejor su madre se da cuenta de que tiene talento y la deja intentarlo, que no se le van a caer los anillos por ello.

Deja un comentario