La democracia del jamón ibérico

Si hay algo de lo que uno puede tener pocas dudas es de que el mundo sería un lugar peor si no existiese el placer del jamón ibérico. Y de que el jamón no sería lo mismo si no existiese la tierra de Extremadura. El lema utilizado por la empresa de jamones ibéricos de la Dehesa de Extremadura, Extremadura Tradición, no puede ser más ilustrativo al respecto: “Cada pieza es una joya. Cada bocado, un placer. Cada aroma, un sentir”. ¿Qué os parece? ¿Se os está haciendo la boca agua al leer este artículo?

No hay duda (es otra de las cosas de las que no existen cuestionamientos) de que la dieta mediterránea es una de las mejores del mundo. La gastronomía de España es una de las más potentes del mundo en cuanto a calidad y sabor. Así lo demuestra la variedad de productos que podemos encontrar si realizamos un camino gastronómico de norte a sur y de este a oeste. Hace unos años, los actores Juan Echanove e Imanol Arias dieron buena cuenta de ello en su programa televisivo Un país para comérselo, en el que ofrecían una panorámica detallada sobre cómo se comía y cuáles eran los productos típicos de la gastronomía de cada región.

Pocos placeres superan el de una ración de jamón ibérico acompañada de un buen vino. En Extremadura Tradición, empresa dedicada a la venta de jamones ibéricos y otros productos, existen multitud de ofertas y lotes diversos que van más allá del jamón serrano. El chorizo, el salchichón ibérico, el morcón, el lomo ibérico de Badajoz, la paleta de jamón, y todo tipo de lujos gastronómicos de primera calidad son ofertados por esta empresa. Como indican en su página web, los productos de su catálogo son curados durante un proceso largo, cuya fase final se realiza en bodegas, localizadas en la población de Nogales, en la sierra de Monsalud (Badajoz). Es allí donde se impregnan de los aromas y la identidad de la tierra, con la particularidad de que adquieren las propiedades que ofrece la sierra en su curación. Por otra parte, el control de la permanencia de la sal, mínima en los productos que comercializa, les aporta un diferencial sobre otros productos, que pueden salir salados.

Para los expertos, la Denominación de Origen Dehesa de Extremadura es sinónimo de calidad. La mejor denominación de origen del mundo, se dice. Si a todo esto, le añadimos que el proceso por el que se curan los productos comercializados por esta empresa, se puede asegurar que Extremadura Tradición ofrece un pequeño bocado de la naturaleza en forma de loncha fina e ibérica.

Por otra parte, ahora que se acerca el invierno, y con ello las fiestas de navidad, y las cestas que las empresas preparan (aunque es cierto que esa tradición cada vez está más en desuso) a sus empleados, Extremadura Tradición dispone de lotes navideños en los que se incluyen, según las peticiones, todos sus productos (paleta ibérica, salchichón, chorizo y lomo de distintos tipos según la elección, queso de cabra, botellas de vino para ofrecer un delicioso acompañamiento, etc.). Aunque están disponibles todo el año y el departamento trabaja con celeridad, lo aconsejable es realizar el pedido con algo de tiempo para evitar que cualquier eventualidad frustre nuestro delicioso regalo. Si todo marcha según la normalidad, el pedido debería estar servido en torno a 24 horas aproximadamente desde su recepción.

A veces la mejor solución para paliar el estrés propio del trabajo y las ocupaciones puede estar en el paladar. Y si hablamos de paladares, ¿cuál de ellos no disfruta de un buen plato de jamón ibérico? Tanto si quieres darte un capricho, como si quieres hacer que alguien disfrute un buen manjar a tu salud, regalar jamón ibérico de calidad es altamente estimable. Un placer para los más exigentes y expertos en la cocina de nuestro país, pero que no elude al resto de comensales, que disfrutarán de la misma forma. Está claro que el jamón serrano y los productos de la tierra extremeña, y sobre todo el gusto ante los productos de calidad, son, ante todo, democráticos.

Deja un comentario