Hospedarse en Sevilla

Hospedarse en Sevilla

Sevilla es una ciudad que tiene muchos atractivos, caso de su casco antiguo, que es uno de los más grandes del mundo y donde se encuentran multitud de monumentos que han hecho de esta ciudad, una de las urbes más maravillosas del sur de Europa.

Desde el Hotel Mercer Sevilla, nos aseguran que el número de visitantes a la ciudad hispalense cada vez es mayor y esto no solo es fruto de los grandes atractivos que tienen, también de la buena labor de los responsables del consistorio sevillano.  Sin duda, el principal atractivo lo encontramos en el centro y el que se puede ir andando a los principales sitios atractivos en lo turístico, donde va a ser posible sentir ese gran ambiente que se siente en la capital andaluza.

Sin duda, cuando se visita el centro histórico sevillano, hay que acudir al Barrio de Santa Cruz, ubicado en el sureste de la Catedral. No nos vamos a cansar de transitar por sus calles y plazas. Igualmente, merece la pena dar un buen paseo por el paseo junto al río Guadalquivir y pasar al otro lado para visitar el barrio de Triana.

El centro histórico, buen sitio en el que hospedarse

La que es ciudad más importante de Andalucía, tiene una gran capacidad hotelera, por lo que no vas a tener problemas a la hora de elegir un sitio en el que pernoctar.

Es en el mismo centro donde está la Catedral de Sevilla, que destaca por ser la de mayor tamaño del mundo en el estilo gótico cristiano. Este templo es donde se encuentra la tumba de Colón y de una serie de reyes castellanos. Destaca, como no, la famosa Giralda, que se es el campanario de la misma Catedral.

Cuenta con exactamente 104 metros de alto, lo que hizo que fuera muchísimos años la torre de mayor altura de España. La arquitectura con la que cuenta ha servido para inspirar a otras torres en el mundo.

Justo enfrente de la misma, tenemos el Real Alcazar, que es un conjunto de palacios que están rodeados de una muralla que datan de la Alta Edad Media.

Aquí podemos ver varios estilos, desde el islámico al renacentista, pasando por el gótico o el barroco. Los bonitos jardines, que rodean el conjunto, son de los atractivos mayores de esta visita, por lo que merece la pena estar aquí.

Otro monumento que hay que conocer es el archivo de Indias, que es Patrimonio de la Humanidad y que está en lo que fuera la lonja que se encontraba entre la Catedral y el Real Alcázar. Tiene mucho patrimonio de valor, caso del diario de Colón y autógrafos de los que fueron protagonistas principales del descubrimiento del  nuevo continente.

La Torre del Oro es otro monumento de lo más famoso. Si vamos hacia el río Guadalquivir, vamos a verla, uno de los principales iconos sevillanos. Es una torre albarrana que tiene 36 metros de altura donde se encuentra el Museo Naval de Sevilla y que está justo delante de la Plaza de Toros de la Real Maestranza.

El barrio de Triana

Si vamos por el Paseo de Cristobal Colón, por el Guadalquivir, seguro que vamos a llegar al puente de Isabel II (Puente de Triana), el cual es el encargado de dar nombre al pintoresco barrio de Sevilla que se encuentra al otro del río.

En este barrio han nacido muchos toreros, artistas e incluso dio nombre al famoso grupo de rock andaluz. Destaca su alargada calle Betis, desde donde disfrutar de unas preciosas vistas de la ciudad.

Se puede aprovechar para tomarse algo en la plaza del Altozano. Que se encuentra en la entrada del barrio, lugar donde se encuentra la capilla del Carmeny que se encarga de ser casi la puerta de entrada a un barrio de calles realmente especiales.

El alojamiento en Triana también es una buena opción cuando se desea conocer lo que es la esencia fundamental de la capital andaluza, así como su exquisita gastronomía, donde vamos a poder disfrutar de un bello ambiente nocturno, donde no va a faltar el flamenco y las mejores copas.

Alojarse en Triana también es una excelente opción para conocer la esencia de Sevilla, su gastronomía y gentes y poder disfrutar de su animado ambiente nocturno, en el que no falta el flamenco, la alegría y las mejores copas.

Como vemos, Sevilla es una ciudad que tiene muchos atractivos para ser visitada y pasar unos días de lo más entretenidos, pues su patrimonio es verdaderamente espectacular y se le suma un ambiente de excepción.