El sonido sí que importa en las canciones

El sonido sí que importa en las canciones

“Qué bien suena esa canción” Es una de las frases que siempre nos viene a la cabeza cuando escuchamos un tema que nos llega al corazón. Otros dicen que lo importante en una canción es la letra y la voz del cantante, pero se ha demostrado con muchas canciones que no es así. Por eso, hoy queremos hacer un canto a favor de los productores de sonido. Llamamos a la puerta de uno de los más importantes de España, David Kano.

Muchas veces una canción puede sonar bien, pero es cuando le hacen los arreglos cuando pega el pelotazo. “Registrar o grabar un álbum es la culminación de meses de trabajo componiendo o creando una obra”, explica el productor. En los estudios ponen a tu disposición diferentes técnicas para llevarlo a cabo, ya sea grabando a todo el grupo a la vez, o la captación por instrumentos individuales. Ellos son los encargados de aconsejarte acerca de la mejor opción para tu proyecto.

Kano recuerda que en un estudio de grabación disponen de microfonía, preamplificadores y amplificadores vintage con diferentes colores, así como los previos más limpios del mercado. Ellos tienen las herramientas adecuadas.

Pero cuando un tema puede llegar a lo más alto es cuando tiene una buena producción. Y de eso, David Kano sabe mucho. “La producción de música es el ADN, nuestro estudio de producción musical en Madrid da fe de ello. Podemos hacer piezas muy correctas, pero también grandes locuras”, recuerda.

En caso llevan desde 1998 componiendo tracks, cortinillas, sintonías y canciones para artistas, anuncios de televisión, producciones comerciales y corporativas, espectáculos en vivo, documentales, cortometrajes y producciones en largometraje. Con ellos colaboran algunos de los mejores músicos con sus diferentes recursos y estilos. “Tenemos amigos con grandes trayectorias en el mundo de la música, sólo dinos el estilo musical que necesitas y nosotros te asesoraremos con una variada selección de profesionales y sus particulares matices estilísticos”, recuerda.

Herramientas para hacer un temazo

De esta manera, en su estudio de producción musical en Madrid tienen algunas herramientas que no se suelen encontrar en todos los estudios de grabación, por ejemplo, las míticas cajas de ritmos de Roland TR-909 o TR-808, o alguno de los sintes históricos de Korg como MS-20. También usan las máquinas que están revolucionando la escena electrónica, Elektron. Trabaja con ellas, retuerce filtros y osciladores hasta dar con la frase que buscas, ellos te van a ayudar, porque es el secreto para poder hacer un temazo que lo pegue durante meses.

Si necesitas una visión específica en la producción con un dj, o un productor de electrónica concreto, estás en el sitio correcto. La trayectoria de David Kano en el mundo de la electrónica así lo dice. Él puede ayudarte a encontrar el sonido que buscas y la persona adecuada en el estilo que desees. Puedes hacer que tu producción destaque del resto de producciones en el mercado, es fundamental.

Una buena mezcla

Por último, seguro que recuerdas muchas canciones que las escuchaste en voz de un cantante pero no te llamó nada la atención. Ahora bien, cuando hicieron una buena versión mezclada es cuando te llegó directa. Pues en eso tiene mucho que ver el mezclador.

La mezcla de señales de audio en un estudio de grabación, es un proceso utilizado en la edición de sonido para balancear, equilibrar y ponderar el volumen relativo y la ecualización de las distintas fuentes de sonido que se encuentran presentes en una grabación. Normalmente, estas fuentes de sonido son los distintos instrumentos musicales de una banda, más las voces y pistas adicionales que se quieran incorporar.

Dentro de una mezcla, se alteran los parámetros de volumen y balance y se ubican dentro de un plano estéreo, o surround, para lograr darle a cada elemento, una posición dentro del espectro sonoro. También, mediante la manipulación de efectos de dinámica, de tiempo, de ritmo y otros parámetros, se crean peculiaridades en la obra musical que hace que cada canción, tenga su propia vida y personalidad. Y así es como se consigue un temazo, sobre todo para los tiempos de verano.

También se utilizan herramientas para remover ruidos indeseados, frecuencias innecesarias o lo contrario, enfatizar carencias dentro de la banda y así dar un espacio natural, a cada elemento de la mezcla.

Ahora ya sabes cómo se puede conseguir que un tema normal se convierta en la mejor canción del momento. Y como has visto, el sonido sí que importa.