Dieta, ejercicio, salud y belleza van de la mano

Dieta, ejercicio, salud y belleza van de la mano

Comienza el año y siempre dentro de nuestra consabida lista de buenos propósitos para el nuevo año hay dos puntos que nunca fallan, uno es el de hacer por anotarnos al gimnasio para comenzar a hacer ejercicio y el otro es quitarnos de encima esos kilitos de más que están afeando nuestra figura, pero, como todavía vemos el verano un poco lejos en el horizonte, lo vamos dejando hasta que sin saber cómo llega la primavera, fuera abrigos, fuera chaquetas y esos kilitos que nos sobraban salen a relucir. Ahora sí que ya no hay espera y tenemos que ponernos en marcha, hay que comenzar de una vez por todas a hacer dieta, para ello y para adelgazar de una forma segura sin poner en riesgo nuestra salud, podemos comenzar por una dieta personalizada.

En este campo, la Dra. Mª Dolores Bellón Torres, de la clínica Cenydiet de Linares, Jaén, especialista universitaria en nutrición y dietética aplicada nos ha asegurado que la mejor opción es siempre llevar a cabo un estudio personalizado de cada caso con el fin de tratar el verdadero problema y no solo la punta del mismo. En su clínica calculan el metabolismo nasal y las necesidades energéticas diarias que esa persona necesita para proponer una dieta personalizada y equilibrada acorde a sus necesidades, gustos y estilo de vida.

Adelgazar es todo un acto de valentía y debemos considerar cual es nuestra estrategia de ejercicio y dieta para cumplir con la máxima de estar delgados de cara al verano para vernos bello/as y bien dentro de nuestro bañador. Con este primer paso comienza la ya popularmente denominada operación bikini. Para ello, debemos activar nuestro cuerpo y comenzar a abandonar por unas horas esa rutina de estar sentados frente al ordenador, a la televisión…, al mismo tiempo que podemos comenzar a movernos a pie y olvidarnos del autobús, del coche, del metro… Para iniciar este proceso podemos comenzar con un ejercicio suave, continuo, diario y tan recomendable como es el caminar, durante una hora al día, acompañándolo de otros ejercicios un poco más fuertes, al menos tres o cuatro días a la semana durante al menos unos 45 minutos. Uno de los trucos para no rendirte y sentirte motivada es hacer ejercicio acompañada de otras personas para no sentirte sola y para que no cunda el desánimo, en definitiva, tendremos que comenzar a movernos más, a quemar mayor cantidad de calorías de las que consumimos para que al final del día lleguemos con un déficit de calorías que vayan restando en nuestro organismo en lugar de ir sumando.

En cuanto a la dieta, podemos seguir estos consejos:

  • Servir la comida en platos pequeños, de postre, así al ver el plato más lleno tendremos la sensación de comer más cantidad de alimento.
  • Beber al menos dos litros de agua al día, ayuda a eliminar líquidos. Puede sustituirse por zumos naturales, infusiones, sopas, caldos limpios, agua de sabores con frutas y verduras naturales, etc.
  • Alcohol, café, cerveza y bebidas gaseosas o azucaradas están totalmente prohibidas.
  • Comer despacio y masticar bien los alimentos nos da mayor sensación de saciedad. Saborea la comida y disfruta de lo que comes centrándote en ello, pues si comes viendo la tele no te darás cuenta de cuando estas realmente saciado.
  • Realizar cinco comidas al día, desayuno, media mañana, mediodía, media tarde y cena, espaciándolas al menos dos horas.
  • No te saltes ninguna comida, lo único que conseguirás es llegar a la siguiente con más hambre y ansiedad, lo que hará que comas más.
  • Elegir alimentos cocinados al vapor, a la plancha o al horno, eliminando en la medida de lo posible, fritos, rebozados, empanados, precocinados.
  • Acompaña siempre tus platos de carne o pescado con verduras, ensaladas, etc., si son crudas mucho mejor.
  • Eliminar alimentos procesados puesto que cuando menos elaboración más propiedades conservan, bollería industrial, charcutería, dulces, golosinas, azúcar, sal, etc.

¿Qué otros alimentos nos pueden ayudar en la dieta?

Existe otros muchos alimentos que por su baja cantidad de calorías pueden ayudarnos en nuestra dieta y que son, por ejemplo, los siguientes:

  • En este apartado la manzana es la estrella del menú, tiene un extraordinario poder saciante y su alto contenido en fibra ayuda a eliminar del organismo las grasas y toxinas.
  • El pollo y el pavo son los que contienen un menor índice de grasas.
  • Preferiblemente a la plancha o al vapor.
  • Verduras de hoja verde. Su consumo es sumamente recomendable.
  • Lácteos, tanto leche como yogures, preferiblemente desnatados.