Cómo escoger las cortinas para nuestra casa

Hola, chicos. Os escribo para compartir mi experiencia con vosotros porque soy una maña que se acaba de comprar una casa y está decorándola para hacer de ella un hogar. He puesto ya los muebles más importantes, como son los del salón, la cocina, los baños y el dormitorio, y ahora me queda esa parte que llamo yo de pijadas, de las cosas que en realidad le dan el aire de hogar al piso y que le imprimen ese toque de estilo y de personalidad que todos buscamos tener en nuestra casa para hacerla más propia por así decirlo. Así que quería aprovechar este foro para hablar de mi experiencia con las cortinas, en concreto con Comin, una empresa de aquí, de Zaragoza.

En esta tienda de cortinas de Zaragoza se han consolidado como un referente del sector tras más de 30 años ofreciendo sus servicios. Una nueva generación se adentra en el mundo de la cortina como una parte muy importante de nuestros hogares y centros de trabajo. Y el reto de esta empresa ha sido desde siempre innovar, y así se han puesto en la puntura de la industria. Pero es que además comprar en Comin es un gusto, porque te proporcionan un asesoramiento personalizado y gratuito en el lugar a decorar. Yo estoy encantada con el resultado, y además me ofrecieron un presupuesto a mi medida en el momento y sin compromiso para el muestrario más amplio que encontré entre todas las tiendas de cortinas de la zona para comparar tejidos y tonalidades.

Y algo clave, que seguro que para muchos que estáis montando también vuestra casa en estos momentos de dificultades os escuchará oír, es que ofrecen facilidades de pago sin intereses, así como se comprometen a tener todo instalado en un plazo máximo de 10 días desde la aceptación. Su área de trabajo, por si estáis interesados, comprende las provincias de Zaragoza, Huesca, Teruel, Navarra, La Rioja, Soria y Guadalajara principalmente. Para otras zonas, hay que contactar con la tienda de cortinas.

Pero a lo que iba, estoy contenta con el resultado gracias al asesoramiento por parte de los expertos decoradores de esta tienda de cortinas de Zaragoza tanto para hogares como para hoteles, restaurantes, residencias, oficinas. Quizás, en un primer momento, fuese este trato cercano y de confianza, así como la seriedad y el compromiso, lo que me hiciese decantarme por ellos.

cortinas

Ejemplo de uno de los trabajos de Comin Cortinas, en Zaragoza.

Aquí me explicaron cómo debía elegir las cortinas para mi hogar y me dieron diferentes consejos que me gustaría compartir con vosotros. Por ejemplo, yo tenía idea de comprar cortinas de carácter estampado, y es que mi ilusión era darle a mi casa un toque de color, algo que he hecho con las alfombras y algunos detalles, como es el caso de las lámparas. Pero me explicaron que de hacer eso, es conveniente preparar una doble cortina. Es decir, es bueno que pongamos la que nosotros queramos, ya sea gruesa o fina o de color fuerte o incluso estampado, pero debajo es conveniente que lleva una tela más fina de color claro, así podremos aprovechar la luz natural que entre desde fuera si únicamente cerramos esta cortina de debajo. Evitaremos que nos vean desde el exterior pero nos beneficiaremos de toda la luz desprendida por el sol.

Para las habitaciones más pequeñas, como aquella donde tengo el escritorio y las cosas de oficina para cuando trabajo en casa, me explicaron que lo mejor era colocar un estor que simplemente tapase la ventana, de forma que le dábamos más amplitud a la estancia, ya que la cortina no llegaba al suelo y no se comía el espacio ya de por sí pequeño. A diferencia de lo anterior, no necesitaba en este caso que el estor fuese delgadito para dejar entrar la luz, ya que la clave está en que a poco que lo abra ya deja pasar la iluminación y tampoco se ve lo que hay dentro.

Para estancias como las de la cocina o los baños, sí me recomendaron que los estores fueran opacos, pero que eligiese un material que fuese fácil de limpiar, especialmente en el caso de la cocina, donde es posible que la grasa de cuando hacemos la comida acabe llegando a cualquier punto.

Espero que estos consejos que recibí de los profesionales de Comin, en Zaragoza, os sirvan de ayuda a vosotros si os encontráis en esta misma situación. Suerte.

Deja un comentario