Claves para elegir el toldo ideal

Claves para elegir el toldo ideal

En el caso de que quieras tener un toldo porque es necesario para tu hogar o tu negocio, has llegado al sitio correcto. Cuando hay que elegir uno, es fácil que aparezca n las clásicas duras sobre qué tipo de toldo elegimos para la protección del sol.

La mayoría de las veces suele ser el siguiente caso:

  • Tienes la vidriera de tu salón sin protección y a la mitad de día comienza a entrar el sol.
  • Cuenta con un porche de reducido tamaño y no te vale ni para una mesa pequeña
  • Te gustaría pasarlo bien con los niños en esta zona, pero no puedes hacerlo
  • La luz en tu salón entra tanto que no se puede disfrutar de la televisión después de que comes
  • Quisieras tener más intimidad cuando comes en la terraza

Si estás en un caso como el que te hemos dicho, recuerda que vas a tener una necesidad que debe ser cubierta, donde solo vas a tener que estudiar lo mejor posible tus motivos para dar con la mejor de las soluciones.

¿Cómo valoro la clase de toldo que necesito?

El caso es que todos los toldos no son los mismos y cada lugar o necesidad, necesita de un sistema diferente.

Aunque creas que un toldo es una lona que solo hace sombra, esto no es así, debes valorar la totalidad de elementos externos para optar por el que cubrirá con todas tus necesidades.

No olvides que hay que pensar mucho en el respeto a los demás, pues esto ayuda a una buena convivencia y piensa que si uno quiere descansar el fin de semana y ve o tiene la sensación de que le está mirando la gente, no es que sea una manera de lo más adecuada de relajarse.

El color de la estructura

Con el tiempo van cambiando las necesidades. Hace tres décadas, la mayoría de los toldos solían ser de colores de lo más llamativos o incluso con rayas, el factor estético no era importante y se iba a lo realmente importante, que diera sombra y punto.

Ahora vivimos en otra época y la estética es importante en nuestra vida diaria por lo que hay que tener bastante cuidado en cuanto a los colores y las formas.

Hay que utilizar un color que no cree discordancias y agresividad. Por este motivo, factores como los colores o las líneas deberán ir ligados por completo a donde se encuentre el toldo.

El necesario estudio de las características que tenga la lona

Un aspecto muy importante en el que merece la pena detenerse en la calidad de la lona. Muchas veces vemos publicidad que dicen que tal o cual tejido es mejor porque tiene pequeños agujeros o tiene características que lo hacen transpirables. Otros que si son impermeables, etc.

Parece que nadie se toma la molestia de informar de que los tejidos que pueden ser ideales para zonas de playa pueden ser nocivos o insuficientes en otras zonas como en la alta montaña.

Esto es bastante importante y de no tenerlo claro, podemos tener bastante problemas, que pueden hacer que la inversión en el toldo no valga realmente para nada y tengamos que comprar otro que si que responda a las necesidades que tengamos.

Por lo tanto, recuerda que no todo vale y que cada caso es distinto y necesita de un estudio con anterioridad para saber realmente qué clase de lona vamos a precisar y las cualidades que debe tener.

Evaluar la calidad de los mecanismos

Existen toldos que son realmente económicos, pero no hablamos de los baratos sino de lo que son realmente buenos. Este tipo de toldos, son los que no se rompen por el uso en cuestión. Hombre, recuerda que una lona lo mejor es cambiarla cada 10 o 12 años, pero lo que es el mecanismo, podemos decir casi que es eterno.

Todo esto hace que sea evidente que es necesario tener una inversión en un modelo de toldo de calidad, pues nos va a durar bastante tiempo y siempre es mejor poder sacar partido al toldo y no tener que estar pensando en 3 0 4 años en cambiarlo porque se haya quedado descolorido o en mal estado.

Algunas empresas que llevan muchos años en el mercado como Rolltec, creen que la primera vez que llegan los clientes, suelen mirar más el bolsillo a la hora de comprar el toldo, pero cuando van más veces, las exigencias son mayores y no les importa apostar por modelos que sean más elevados, pero donde tengan la seguridad de que el modelo responda a las necesidades.