Accesorios y herramientas que todo amante de las chimeneas debe tener

Accesorios y herramientas que todo amante de las chimeneas debe tener

Si te gusta tener tu chimenea bien cuidada en casa y siempre al punto para los momentos de disfrute frente al fuego, de seguro querrás hacerte con todo lo que necesita, entre accesorios y herramientas, para poder cuidar tu parte favorita de la casa.

Sigue leyendo que aquí te haremos una lista de todo lo que necesitas, con al ayuda de nuestros amigos de Ambifuego, expertos en chimeneas.

Los accesorios que necesitas

Los accesorios de chimenea por lo general suelen tener tres funciones:

  • Controlar el fuego de manera que sea más agradable, más seguro y más manejable.
  • Manejar el fuego para que sea más sostenible para el medio ambiente.
  • Ofrecer una función decorativa, gracias a que este tipo de accesorios tan antiguos suelen  estar bellamente elaborados. Algunos, incluso, se consideran verdaderas obras de arte que  pueden embellecer cualquier chimenea, incluyendo una chimenea de gas o una chimenea que no se usa.

Los tipos de accesorios que puedes encontrar son:

  • Placas
  • Morillos y rejillas
  • Parrilla
  • Salva chispas
  • Recipiente para la leña

No obstante, aunque todos ellos forman un bello conjunto de accesorios para la chimenea, no todos son absolutamente necesarios. Aquí los que de verdad debes comprar:

  • Placa de chimenea

Una placa de chimenea es una placa de hierro fundido que se coloca contra la pared posterior de la chimenea. Las más antiguas datan del siglo XV y están decoradas de muchas maneras diferentes, por lo que tienen un alto valor estético. Además de que sirve como una buena base para la posterior selección de accesorios para chimenea.

Igualmente, su función no es solo decorar, sino que también protege la pared trasera de la chimenea en caso de que se dañe por el fuego.

Además, una placa tiene la ventaja adicional de que el hierro fundido de la misma se calienta por el fuego e irradia calor adicional, incrementando su eficiencia en un 50%. Así, cuanto más pesada es, más calor irradia y es mejor para el medioambiente.

  • Morillos y rejilla

Los morillos de chimenea son dos montantes metálicos con barras sobre las cuales se puede colocar la madera. Los más antiguos datan de la época de los romanos, y su objetivo es levantar el fuego del suelo para que haya más aire que pueda alcanzar el fuego.

Estos son necesarios porque la chimenea necesita mucho aire para una buena combustión y una combustión más completa, lo cual resulta en menos partículas de hollín y menos impacto negativo sobre el medioambiente. En este sentido, los morillos de chimenea proporcionan mejor corriente a la chimenea.

Por otro lado, es posible que realmente necesite morillos como solución si la corriente es deficiente en la chimenea.

Además, la madera puede colocarse directamente sobre las barras de los morillo, lo cual se ve mucho en las grandes chimeneas de Francia donde se usa madera en forma de troncos de árboles enteros. Mientras que, por el contrario, si usa troncos más pequeños, es útil colocar una rejilla en las barras de los morillos y quemar el fuego en la rejilla.

Finalmente, una ventaja adicional de los morillos con o sin rejilla es que la madera ya no puede salir fácilmente de la chimenea. Esto ofrece más protección contra un posible incendio o daño causado por la quema de madera.

  • Parrilla

En lugar de morillos y una parrilla, también puede optar por una parrilla o cesta, donde los morillos y la rejilla forman un todo.

Esto tiene la misma función que los morillos y una rejilla, y se usa con más frecuencia para fuegos más pequeños, aunque también hay grandes cestas. Además, también hay cestas con una placa posterior de hierro fundido, lo que hace innecesario el uso de una placa.

Una cesta puede ser realmente necesaria, al igual que los morillos, si el fuego no funciona bien. Una cesta de chimenea tiene la ventaja adicional de que hay una mejor combustión de la madera, lo que es mejor para el medio ambiente.

Incluso, la cesta también tiene una función de seguridad, porque la madera que se quema no se sale de la chimenea con la misma facilidad.

  • Salva chispas

Siempre necesita una salva chispas de chimenea. Esto evita que salgan chispas del fuego a la habitación o que niños, mascotas y, por ejemplo, periódicos que puedan llegar al fuego. Esto también se aplica a una chimenea de gas.

Además, la salva chispa tiene una función decorativa, al llenar el agujero vacío de la chimenea cuando el fuego no está encendido.

Las herramientas que debes tener

Además de una función decorativa, las herramientas de chimenea cumplen los siguientes propósitos:

  • Controlan el fuego, al devolver la vida a fuegos lentos y mantener los fuegos excesivamente grandes bajo control. Además, son muy importantes para la prevención del fuego incontrolado.
  • Te permiten limpiar la chimenea. Así al eliminar la ceniza, el fuego puede volver a obtener suficiente aire, creando más corriente en la chimenea y una mejor combustión de la madera.
  • Al igual que los accesorios de chimenea, algunas herramientas tienen también una función decorativa. Las herramientas antiguas a menudo están bellamente hechas y atestiguan una gran artesanía. Así, estas obras de arte pueden embellecer cualquier chimenea, incluida una chimenea de gas, una estufa de leña o una chimenea que no se usa.

Así, las herramientas de chimenea más importantes son:

  • Pinza

En cuanto a la pregunta de qué herramientas son realmente necesarias, se tiene que mencionar primero a las pinzas. Con estas puede cambiar la leña de la chimenea y atizar el fuego para que llegue más aire al mismo.

Además, ya que las pinzas se colocan directamente contra la pared de la chimenea o en la cesta de la leña para poderlas tener a la mano  cada vez que se necesite, también tienen una función decorativa.

  • Pala de chimenea y escobilla

Una pala y un escobilla son siempre necesarios para recoger y barrer las cenizas de la chimenea  y para que el aire pueda alcanzar el fuego de nuevo.

Debido a que estas no son actividades diarias, la pala y el escobilla se pueden almacenar en otro lugar lejos de la chimenea, por lo que no tienen la misma función decorativa que, por ejemplo, la pinza, u otros accesorios que hemos mencionado durante este artículo.

  • Fuelle

Preferimos el fuelle de boca (cerbatana) a los fuelles porque uno no tiene que acercarse tanto al fuego para usar la cerbatana en comparación con los fuelles. Además, el fuelle de boca es más efectiva, menos frágil y también se puede utilizar como atizador. Y es que, aunque si es verdad que hay variedad de maneras de avivar un fuego cuando este se apaga, no se puede negar que el fuelle de boca es una forma muy cómoda y efectiva de hacerlo.

  • Recipiente para la leña

Un recipiente para la leña tiene el propósito de almacenar madera cerca del fuego, para que sea fácil echarlos a las llamas cuando se necesite

Como tal, esta es una necesidad que tiene diferentes formas, desde huecos en la chimenea hasta cestas de mimbre. Existen recipientes de cobre o latón, que originalmente eran ollas utilizadas para cocinar en la chimenea y que suelen ser muy antiguos, los cuales, además de ser  funcionales, también son muy decorativos.

Eso sí, debes tener en cuenta que el tamaño del recipiente (altura y diámetro) debe coincidir con el tamaño de la leña; y por ejemplo, los continentes pequeños son muy adecuados para almacenar astillas de madera.

  • Contenedor de herramientas

Por supuesto, también necesitaremos algo para guardar las herramientas de la chimenea.

Si es verdad que en principio se puede simplemente colocar las herramientas contra la pared de la chimenea o en la caja de madera. Y es que,  a menudo, las herramientas simplemente se colocan en alguno de los lugares antes mencionados y no tienen ningún almacenamiento por separado. Pero, por el contrario, si buscamos  algo para el almacenamiento, una repisa, un hueco o un colgador, le pondremos orden  al espacio y le dotaremos de un valor estético.

Para seleccionar cual será este sistema de almacenamiento, hay que saber que existen muchas maneras distintas de almacenar las herramientas de un conjunto, las cuales se pueden clasificar en almacenamiento colgante, tendido y vertical. De estas, elegirás la que más se adapte a la cantidad de herramientas que tienes, el espacio con el que cuentas para colocar este contenedor y las ventajas que te puedan ofrecer cada uno.

En el caso de los almacenamientos colgantes, como las perchas o ganchos, funcionan como bastidores con ganchos donde podemos colgar las herramientas de la chimenea de forma cómoda, dejándolas a la mano para cualquier momento en el que se necesite. Estas perchas estarán atornilladas en la pared cerca de la chimenea.

Mientras que, en el caso de elegir la repisa, se tiene la ventaja de que la ceniza de las herramientas caerá en la bandeja de la repisa y no en el suelo.

En fin, después de leer este artículo, arma tu lista de compras y dale más funcionalidad y estilo a tu chimenea.