9 consejos que te ayudarán a combatir las varices

9 consejos que te ayudarán a combatir las varices

Las varices conforman un problema estético y de salud bastante común entre aquellas personas ya han dejado atrás la etapa de la juventud.

A nivel estético, porque muchas veces suelen aparecer en la piel que queda al descubierto cuando usamos cierto tipo de ropa, y a nivel de salud, porque a veces están pueden causar molestias y hasta doler. Por lo que una vez que aparecen, la persona comienza a buscar soluciones para disimularlas o hacer que desaparezcan.

Para ayudarte, en este artículo veremos varias maneras de eliminar las varices de forma natural a partir de productos fáciles de encontrar o que en algunos casos ya tendremos por casa. Sigue leyendo.

¿Qué es una variz?

Para entender mejor el problema, hay que definir qué son las varices. Estas se tratan del ensanchamiento patológico del tramo de una vena (o de un grupo de venas interconectadas entre sí en un tramo cercano de su recorrido por el cuerpo) y cuyos mecanismos para mandar sangre de vuelta al corazón han fallado total o parcialmente.

Estos mecanismos de los que la vena dispone para impulsar a la sangre en su camino de retorno al corazón son membranas con forma de embudo o de nido de golondrina, las cuales facilitan que el líquido pase de un lado a otro, pero dificultan que fluya en el sentido contrario.

Cuando estos se ven dañados o limitados, la sangre se acumula en ese tramo de la vena, y por consiguiente ese vaso sanguíneo se dilata en esa zona.

Así, si la parte de la vena en la que ocurre esto está cerca de la piel, es probable que pueda verse a través de esta; suele asemejarse a una maraña de vasos sanguíneos con un intenso color rojo o púrpura.

¿Cómo eliminarlas de manera natural?

Ahora que ya podemos reconocer la presencia de las molestas varices en nuestro cuerpo, pasamos a explicar algunas formas naturales de mantenerlas a raya.

Si bien es cierto que estos remedios naturales no serán eficaces en todos los casos y que las varices muy desarrolladas deben ser tratadas por profesionales, estas recomendaciones y trucos te pueden ayudar a prevenir y disimular la aparición de las mismas.

Es decir, aunque estos consejos no harán que desaparezcan por completo y en muchos casos, las que se ven a simple vista seguirán siendo visibles, si que son muy eficaces haciendo que se encojan un poco y que no vayan a más.

  1. Masajea suavemente la zona afectada todos los días

El consejo de oro en la reducción de las várices, es masajear la zona afectada. Esto porque si masajeas suavemente con las yemas de los dedos la parte de la piel afectada estarás contribuyendo a que la circulación de la sangre se produzca de un modo adecuado.

Es una buena idea hacerlo aplicando una crema hidratante sobre el área, ya que esto ayudará a deslizarte por la zona afectada sin causar tirones y de paso te hidratará, algo que en sí es beneficioso para tu piel. Para obtener el mismo efecto, también puedes aplicar geles con efecto frío, dado que el calor contribuye a que las varices se expandan.

  1. Evita usar tacones

Aunque te guste mucho enfrentar el día desde las alturas, dejar de llevar tacones te ayudará mucho a combatir las varices de las piernas.

Esto es así porque por muy estéticos que luzcan, los zapatos de tacón son una verdadera máquina de producir inflamaciones en los pies y las piernas. Por eso, aunque apliques todas las demás medidas para tener unas piernas sanas y libres de varices, si sigue usando este tipo de zapatos en verdad estarás mandando todo ese esfuerzo al traste.

  1. Evita la sal

No pasa nada si de vez en cuando comes alimentos con algo de sal, siempre y cuando no abuses de ella. Y es que si reduces la cantidad de este ingrediente en tu consumo semanal, estarás contribuyendo a luchar contra las varices.

  1. Bebe infusión de perejil

La infusión de perejil es un poderoso remedio natural para estimular la circulación sanguínea y prevenir la inflamación, por eso es muy recomendable beber un vaso al día para comenzar a ver los efectos a medio plazo. Eso sí, tal y como ocurre con el resto de consejos de este listado, debes combinar este hábito con otros que también permiten combatir las varices, porque por sí solo no hará el milagro.

  1. Consume frutos rojos

Los frutos rojos como los arándanos y las frambuesas ayudan a combatir las varices porque contienen antocianinas y flavonoides, sustancias que contribuyen a rebajar la presión sanguínea. Por lo mismo, te recomendamos incluirlas en el postre o la merienda, sustituyendo a una de las piezas de fruta que consumes habitualmente.

  1. No expongas tus piernas al calor

Los baños con agua caliente, el uso de bolsas de agua caliente en la cama o el hecho de tomar el sol con toda la zona afectada por varices expuesta hace que esta dilatación de las venas se ponga peor. Por esto, debes evitarlo en la medida de lo posible, y por ejemplo, al tomar el sol, procura colocarte algo que proyecte algo de sombra en la parte con varices.

  1. Come diente de ajo

Este es otro de los remedios naturales más útiles para combatir las varices, dado que este alimento tiene propiedades anticoagulantes, contribuyendo a que tu sangre sea más espesa y fluya mejor por tu sistema circulatorio.

Para aprovecharte de sus beneficios, tienes que consumirlo crudo, tanto cortado en rodajas como hecho pasta y mezclado con un poco de aceite de oliva.

  1. Usa ropa ancha

A las personas afectadas con varices se les recomienda utilizar ropa ancha para evitar que la parte de su cuerpo con varices esté constantemente sometida al roce y a la presión. De paso, con esto también estarás contribuyendo a tu salud en general, y sobre todo a la de tu piel.

  1. Usa gel de aloe vera

El equipo especialista de la Farmacia Sagunto nos comenta que un remedio para las varices que suelen recomendar mucho y tiene un amplio espectro de efectividad es el aloe vera.

Se trata de una crema hidratante de origen natural que puede ser utilizada en muchos tipos de alteraciones de salud visibles en la piel, ya que hidrata y tiene efectos astringentes que hacen que los tejidos de nuestro cuerpo se encojan un poco.

Utilízalo de manera diaria repartiéndolo por la zona afectada por las varices.