El reportaje que siempre soñaste para tu boda

En España se da por bueno ese dicho que asegura que, en la actualidad, la mayoría de parejas jóvenes prefieren vivir juntos en vez de casarse. Es cierto que muchos jóvenes optan por seguir estos pasos una vez que conocen a la persona con la que quieren compartir el resto de su vida. Pero lo cierto es que marcharse a vivir con esa persona es sólo el primer paso de una larga convivencia.

Un artículo del diario El País informaba, el 15 de octubre de 2015, que los matrimonios en nuestro país son, simplemente, cuestión de tiempo. El autor del mismo reconocía que cada vez más parejas eligen convivir bajo una unión de hecho, pero también afirmaba que la mayoría de esas parejas se terminaban casando con el paso del tiempo. El artículo citaba a Thaís García Pereiro, una peofesora de la Universidad italiana de Bari Aldo Moro, como la autora principal del estudio que desvelada estos datos.

Aunque es cierto que el número de matrimonios ha descendido en los últimos años, no es menos verdad que no exista gente con ganas de casarse. Que el número de matrimonios haya caído es una cuestión que tiene más que ver con la economía que con otra cosa. Y también es cierto que sigue siendo el día más especial de la vida de los novios, y que por tanto es un día que merece la pena que sea filmado, fotografiado y, por tanto, recordado por los siglos de los siglos.

Contratar a un buen fotógrafo y a un buen cámara para que lleven a cabo las labores de fotografía y filmación de una boda sigue siendo muy común en los tiempos en los que vivimos. El valor de esas fotografías, de ese vídeo y de todo lo que graban es extraordinario tanto para una pareja como para su familia. Por eso es imprescindible que no haya errores, que el trabajo sea perfecto y que, a ser posible, el servicio no nos salga demasiado caro puesto que la boda conlleva otra serie de gastos que sí harán tambalear nuestro bolsillo. Por eso, la mejor alternativa consiste en depositar nuestra confianza en una entidad como Filmworks, fotógrafos de bodas en Barcelona.

Originalidad garantizada

Sin embargo, es preciso que el vídeo, el reportaje fotográfico y todo lo que se desprenda de labores de filmación, grabación y fotografía no sea lo mismo de siempre. La gente está cansada de ver siempre las mismas fotos, las mismas poses, los mismos vídeos y los mismos efectos en los vídeos. Y con razón. El cine y la fotografía se han caracterizado a lo largo de su existencia por ir variando para no aburrir a sus fans. En busca de ese cambio y de esa originalidad necesaria se ha lanzado Filmworks, que, como consecuencia de ello, ofrece a sus clientes un trabajo novedoso, rompedor y que hará que sus vídeos y fotografías de boda no sean exactamente las que describen otros eventos de este tipo.

Abel Rosado, el principal responsable de todo el trabajo que caracteriza a una entidad como Filmworks, tiene claro cuál es el secreto de este negocio para que todos aquellos que estéis pensando en casaos tengáis el servicio que realmente deseáis. Rosado afirma que su trabajo consiste en escuchar a la pareja y conocerla a fondo. De este modo, las probabilidades de triunfar en el trabajo se multiplican de un modo exponencial.

Son ya más de diez años los que Rosado lleva trabajando en un negocio como tal. La experiencia que atesora es inigualable y precisamente por eso es el indicado para cualquier tipo de boda que se le presente. Se trata de alguien a quien le apasiona su trabajo. Justo lo que hace falta para desarrollar algo tan serio, tan emocionante y tan eterno como un reportaje de boda. Es seguro que los clientes de Filmworks no se arrepienten en absoluto de haber confiado en una entidad así.