Si no tienes ganas de cocinar, pide comida a domicilio

Estos días, en los que estamos sufriendo una de las olas de calor más fuertes que se recuerdan en los últimos cincuenta años para el mes de junio, parece que nuestro cuerpo se ralentiza y todo nos da más pereza de lo normal. Y una de estas cosas que tanto nos echa para atrás es dedicarnos a las tareas de casa. Limpiar con esta temperatura es un no parar de sudar, y ya no hablemos de lo que puede significar planchar recibiendo ese calor o hacer la comida si tenemos que usar el calor de la cocina. Es por ello que vamos a daros una serie de ideas de comida para que nos la manden a casa, sin tener que ponernos nosotros manos a la obra y sin dejarnos tampoco el sueldo. Y vamos a empezar por la pizza de una de las mejores pizzerías en Palma de Mallorca, Art de Pizza.

Este menú es siempre uno de los más socorridos, el compuesto por la pizza y unos refrescos. Es muy cómodo y además llega a casa caliente y crujiente. Eso sí, conviene comprar en un buen restaurante, ya que la pizza, pese a tener una preparación a simple vista sencilla, no todo el mundo sabe hacerla bien. El auténtico sabor de Italia y el mejor de España para esta especialidad se encuentra en Inca, Palma de Mallorca, donde está Art-de Pizza desde 2011, llevando la pizza a domicilio más exquisita para los paladares más exclusivos. Siente cómo el queso fundido se deshace en tu boca y cómo la textura de sus deliciosas salsas se mezcla con los ingredientes más sabrosos, porque en Art de Pizza hacen arte con este plato. Y además lo llevan hasta tu puerta con su servicio de pizzería de domicilio en Inca. Lo bueno de este tipo de pedidos a domicilio es que puedes elegir el tamaño y los ingredientes que más te apetezcan.

Otra socorrida acción si no te apetece cocinar es pedir comida china. En casi todas las ciudades hay algún restaurante de este tipo y los precios no suelen ser demasiado elevados. Eso sí, la calidad de esta cocina si no la prepara un verdadero profesional deja mucho que desear. Es muy complicado encontrar el punto para el arroz y no dejarlo casi crudo ni tampoco blanco. Asimismo, no suelen tener muy buena fama este tipo de establecimientos en cuanto a su limpieza.

Más sofisticados y muy del gusto de los paladares españoles son los japoneses, que están ahora muy de moda en nuestro país. El sushi ha llegado para quedarse y lo podemos encontrar en un montón de restaurantes con comida a domicilio e incluso en los grandes hipermercados, donde ya viene preparado en bandejas para que lo llevemos a casa y lo podamos consumir nada más llegar.

Si, por el contrario, nos gusta más la comida española, uno de los platos más socorridos para que nos traigan a casa si no queremos cocinar es un pollo asado con patatas fritas. Es muy sencillo de preparar, y principalmente su sabor dependerá de que hayan comprado una carne de buena calidad. Y eso es algo que se nota. Si algún día queréis prepararlo en casa, probad a comprar en el supermercado un pollo rebajado y traed en otra ocasión uno del mercado, de corral, cuyo precio pase de los 10 euros. No hay color en el sabor.

Preparar algo sencillo con lo que hay en la nevera

Si os echa para atrás el pedir comida a domicilio por si el precio es algo más elevado y se os va de presupuesto, otra opción es apañaros con la comida que tengáis precocinada en la nevera. En este sentido, los supermercados tienen ya mucha variedad, desde lasaña pasando por pizza, tortilla, arroz, pescado, croquetas, carne estofada… Eso sí, el sabor nunca se parecerá a aquello que está recién preparado y nos lo acaban de servir. Ni que decir tiene que una tortilla precocinada del híper se quedaría muy lejos para poder compararla con una que nos haya hecho nuestra madre con huevos frescos y patatas de calidad.