Llegan las rebajas, y con ellas, la locura de comprar sin ton ni son

Preparad@s, list@s, ya… Señores y señoras, a partir de este momento ya pueden empezar a comprar sin ningún tipo de sentido, sin criterio alguno, como si no hubiera un mañana, y es que las rebajas ya han llegado.

Renovar el vestuario, deshacerse de lo viejo, de lo que ya no nos sirve, de lo que ha pasado de moda totalmente, y hacerse con un fondo de armario super actual, está muy bien, y las rebajas, constituyen una buena oportunidad para hacerlo. Pero, ojo, hay que comprar con moderación, ya que no todo lo que compramos durante la temporada de rebajas nos hace falta para nada, y al final, en lugar de ahorrar, estamos gastando más dinero.

Por eso, en esta época de promociones y descuentos, no debes dejarte impresionar, y has de actuar en todo momento con la mente clara, consciente de lo que necesitas y de lo que no, sin sucumbir a los encantamientos de la  publicidad y su incesante crear de necesidades falsas. Así que antes de lanzarte a la aventura de comprar, haz una lista con todo lo que te hace falta, y aunque puedes permitirte un pequeño capricho, como no, recuerda que el consumismo exagerado del siglo XXI es lo que está acabando con la salud de nuestro planeta. Piensa, ¿dónde crees que va a parar toda la porquería de la que nos deshacemos?

De lo que se trata es de realizar compras grandes donde verdaderamente notes el descuento y sólo si realmente lo necesitas. Una muy buena idea y con la que realmente notarás el ahorro, es aprovechar las rebajas para cambiar el mobiliario de tu hogar en caso de necesitarlo, ese del año de la pera y del que estás tan hart@, empezando por el salón comedor, centro de esparcimiento y reunión. En Dismobel tienen excelentes ofertas durante las rebajas, y de primerísima calidad. Crean y seleccionan productos para sus tiendas de mobiliario y decoración de cualquier lugar del mundo, a fin de que sus clientes puedan disfrutar de un espacio, ya sea familiar o de trabajo, para conseguir de sus clientes la mayor satisfacción posible. Esta es, sin duda, su mayor recompensa. Además, promueven y desarrollan un modelo de gestión sostenible que tenga en cuenta en todo momento las consecuencias de su actividad en las nuevas generaciones, y por eso apoyan a todos los fabricantes que utilizan la madera procedente de bosques gestionados de forma sostenible con certificación por organismos independientes.

Estas rebajas, ante todo prudencia

Si queremos que las rebajas sean de verdad rebajas, esto es, que nos permitan de verdad ahorrar, y no sólo un truco de los establecimientos para vender más, debemos tratar de actuar de forma racional, y no dejarnos llevar por nuestro deseo desmesurado de posesión sin límite.

Veamos a continuación algunos consejos para comprar bien en rebajas:

  1. Si quieres ropa de temporada, no lo dejes para el final, ya no quedará nada, por eso has de ir durante los primeros días de las rebajas.
  2. Aprende  a diferenciar lo que necesitas realmente de lo que solamente es una capricho.
  3. No te dejes engañar por la bajada de precio, por muy barato que esté, si no te hace falta, ya está siendo caro.
  4. Pruébate lo que compres, y evitarás sorpresas al llegar a casa, ya sabes que al final, estas prendas acaban en un oscuro rincón de nuestro armario sin que las toquemos jamás.
  5. Has engordado unos quilos y no sabes cuánto tiempo tardarás en recuperar tu peso, así que ten en los pies en la tierra y compra ropa de tu talla actual, no de la pasada, ni de la que esperas tener en el futuro.
  6. Mira que la ropa se conserve en perfecto estado, la ropa rota o defectuosa no es un chollazo, es un timo.
  7. Ni se te ocurra ir a las horas punta, te agobiarás sobremanera, sinceramente es una auténtica locura. Lo mejor, las horas del mediodía.
  8. Cuenta con un presupuesto y no te salgas de él, ocurra lo que ocurra, y no olvides las prendas de otras temporadas, ahí sí que puedes encontrar auténticas gangas que te solucionarán el invierno por muy poquito dinero.

Ya lo sabes, en rebajas, piensa antes de comprar